Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad



<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Alimentos que tu perro o gato nunca deben consumir






Huesos, café, chocolate, productos lácteos y pescado perjudican su salud.

 

 

 

 

 

Considerar a tu perro o gato un miembro más de la familia no siempre significa que lo trates adecuadamente. Uno de los errores más comunes de quienes tienen mascotas, es pensar que estos pueden comer lo mismo que nosotros. Lo que a cualquier persona le parecería un gesto de amor para ellos, puede llegar a ser bastante dañino o incluso mortal.

Existe una gran cantidad de alimentos que los humanos comemos normalmente y cometemos el error de darle también a nuestras mascotas. Esto se debe a nuestra notable desinformación acerca de la idónea alimentación que deben tener. Se piensa comúnmente que el sistema digestivo de un gato o perro es igual al de una persona.

Antes que nada, la regla más importante que debes saber respecto al tema, es que cualquier alimento adicional a la comida especial para perros o gatos que compras, debe evitarse. Hacer lo contrario provoca un desequilibrio nutricional, que puede resultar muy nocivo para el animal. Puede ocasionarle desde una simple hiperactividad hasta diarrea, convulsiones o incluso la muerte.

El primer error fatal, es darle de comer huesos. Muchos pensamos que un hueso es el mejor de los premios para una mascota. Sin embargo, estos pueden quedarse atorados en el tracto intestinal del animal, lo que los hace mortales.

Otra falla frecuente, es darles un poco de chocolate, café o té. Este trío está compuesto de teobromina, la cual les produce taquicardia, deshidratación y a largo plazo ocasiona úlceras. También es preferente evitar las carnes saladas como el jamón, ya que este tipo de alimentos contienen tanta grasa, que a tu mascota puede terminar dándole pancreatitis.

Los lácteos son otros que causan diarrea y vómito. Esto, debido a que la mayoría de nuestras mascotas son intolerantes a la lactosa aunque nos parezca –especialmente en el caso de los gatos- que la leche es su preferida.

El pescado es otro alimento que se debe evitar a toda costa. Darle a tu perro o gato un poco de pescado enlatado, puede causarle desde pérdida del apetito hasta convulsiones. Otra equivocación muy común es darles ajo o cebolla para "sazonar" su comida. Esto sólo puede provocarles una fuerte anemia al intoxicar sus glóbulos rojos.

El xilitol es usado comúnmente como endulzante –está presente en los chicles sin azúcar- y se encuentra de forma natural en muchos alimentos (como el maíz, las ciruelas o la avena). Este alcohol de azúcar producirá en tu mascota hipoglucemia, un problema de salud que puede llevarlos a colapsar en tan sólo 30 minutos. Por último, evita darles aguacates, pasas y uvas, ya que estos alimentos originan intensos dolores estomacales en tus mascotas, y dañan sus riñones.

Pero lo más importante, es nunca perder de vista que una mascota no come lo mismo que tú. Por eso lo ideal es elegir con total cuidado una dieta balanceada para tu gato o perro. Una de las opciones más sencillas y acertadas es limitarte a alimentarlos con la comida que ha sido elaborada especialmente para ellos. Así podrás estar tranquilo, evitarás riesgos y estarás completamente seguro de que tu mascota está en perfecto estado de salud.
Marisol Mesa.

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5