Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad


 

 

   <<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


La obesidad canina, un efecto indeseable de la crisis.

En momentos de recesión, los dueños tienden a comprar alimentos más baratos y, en ocasiones, menos saludables.

La obesidad de las mascotas, igual que la obesidad de las personas no es tema de actualidad en determinada época del año, sino que debe ser una preocupación constante. Lo hemos calificado como tema de actualidad, porque la crisis económica ha sido responsable del aumento de mascotas que tienen obesidad. 

Según afirman algunos veterinarios la recesión ha provocado que se descuide la calidad de la comida de los animales de compañía. En momentos de recesión, los dueños tienden a comprar alimentos más baratos para sus mascotas y, en muchas ocasiones, esa nueva comida es menos saludable, por lo que los animales pueden aumentar de peso con rapidez.

Pero el problema de la obesidad, aunque arrecie en momentos de crisis, es un problema latente que se da como una epidemia en los inicios del siglo XXI. La obesidad de las mascotas es la enfermedad nutricional más común en los perros y la especie humana en sociedades prósperas.

Actualmente se sabe que el 25% de las personas y entre el 24 y un 44% de los perros son obesos.

Nuestro primer objetivo es advertir a los dueños de perros que nos leen que el peso extra  pone a las mascotas en riesgo de ciertos problemas de salud que comprometen los sistemas cardiovascular, respiratorio y esquelético.

Para evitarlo, es importante saber reconocer los signos de obesidad y tomar acciones correctoras. Como el tema es muy amplio, hoy  fijaremos nuestra atención en la forma en que se manifiesta esta dolencia y su diagnóstico y dejaremos para posterior ocasión el hablar de los cuidados que se deben extremar para que nuestros perros caigan en esa enfermedad.

Los veterinarios consultados por nuestra publicación afirman que una mascota es considerada obesa cuando su peso corporal sobrepasa en un 20% su peso óptimo. En general, los dueños de un perro identifican la situación de obesidad por la condición física.

Un buen método para evaluar la condición física de los perros y gatos lleva a observar y palpar el cuerpo del animal, aunque un veterinario puede ayudar a determinar la condición física exacta de una mascota dada.

Esto le permite al dueño de la mascota ajustar continuamente la cantidad de alimento que administra y la cantidad de ejercicio que recibe la mascota para mantener al perro en buena condición física.

El grado de obesidad puede ser determinado con bastante exactitud comparando el peso actual con el que tenía el animal a una edad aproximada de un año. También puede sospecharse de un sobrepeso u obesidad fijándonos en abultamientos bilaterales en ciertas áreas corporales tales como los espacios intercostales, a ambos lados de la base de la cola y alrededor de las caderas.

Pero esto no es suficiente, ya que para afinar el diagnóstico debe realizarse un exhaustivo examen físico del animal para determinar la presencia o ausencia de edema o ascitis, las cuales pueden ser confundidas con obesidad. Hay una serie de afecciones o enfermedades las cuales llevan asociadas obesidad: hiperadrenocorticismo (Síndrome de Cushing), hipotiroidismo, insuficiencia cardíaca congestiva, diabetes mellitus. Nadie mejor que el veterinario para hacer el diagnóstico total de la salud de su perro.

Prevención

Sin embargo, queremos aportar ya algunas pautas preventivas para un mejor control del peso de nuestras mascotas.

La pauta fundamental es  reducir o eliminar las sobras de comida y golosinas, que con frecuencia son altas en contenido de grasa y calorías que contribuyen a una ingesta excesiva. No se debe desestimar la decisión de cambiar  un alimento para mascotas bajas calorías. Estos productos tienen menor contenido de grasa y mayor contenido de fibra.

También se debe reducir la cantidad del alimento para mascotas completo y equilibrado que se administra actualmente.

Debemos aumentar la cantidad de ejercicio que recibe la mascota. Esto puede significar simplemente pasear al perro o jugar a atrapar pelotas en el patio con mayor frecuencia.

También es útil pesar a la mascota periódicamente para registrar el progreso.
 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5