Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad


    

 

   <<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Apadrinar a un gato o un perro, una labor solidaria al alcance de todos.

No todo el mundo puede tener gato o perro, debido a circunstancias como la falta de tiempo para atender al animal.

Sin embargo, hay personas a quienes les encantaría tener un perro en casa y están muy comprometidas con la protección de los animales.

Por ello, el apadrinamiento se ha convertido en una vía a través de la cual estas personas pueden colaborar con la manutención de un perro de un albergue.

En algunos casos, también se da la opción de pasear a los perros, hacer actividades con ellos e, incluso, cuidarlos unos días en casa.

Cada albergue tiene sus propias normas con respecto al apadrinamiento. Incluso algunos carecen de esta posibilidad y solo permiten adoptar animales. 

No todos los gatos y perros pueden ser candidatos para un apadrinamiento que implique salidas puntuales del albergue.

Los hay que acaban de llegar al centro de recogida y todavía están en periodo de adaptación a su nueva circunstancia, por lo que no conviene desestabilizarles con padrinos a quienes puedan confundir con nuevos dueños.

En estos casos, sí se puede ayudar como padrino con la aportación económica para la manutención en el albergue. 

Los perros que llevan muchos años en el albergue y están totalmente adaptados sí pueden tener unos padrinos que los saquen del albergue de manera puntual: excursiones, paseos o fin de semana en casa.

Estos animales no tienen problema en volver tras las salidas puntuales. Son perros que llevan años en el albergue y a los que les enriquece la experiencia de salir del albergue con sus padrinos.

A algunos perros les gustan los cambios y para otros cualquier variación en su rutina les supone mucho estrés.

En el caso de los gatos, las salidas del albergue con padrinos no son viables, porque el gato es un animal que se estresa con facilidad con los cambios de este tipo.

Pasos para apadrinar a un animal

-Ponerse en contacto con un albergue de recogida de animales que contemple la opción del apadrinamiento. 

-Aportar los datos de la persona que apadrina: nombre, dirección y teléfono. 

-Acordar la forma de pago para la manutención del perro en el albergue. No son cantidades muy cuantiosas y sirven para atender las necesidades básicas del gato o del perro mientras vive en el albergue: alimentación, atención sanitaria, adquisición de accesorios, como una correa o una colchoneta para dormir. 

A menudo, al padrino se le manda una foto del animal que ha apadrinado y se le mantiene informado sobre la estancia del animal en el albergue, esto es, si se ha adoptado, si está enfermo o si ha fallecido. 

Una persona puede apadrinar a uno o varios animales. No hay un tiempo obligatorio de permanencia como padrino, es decir, los padrinos se pueden dar de baja cuando consideren oportuno. Eso sí, quienes hacen actividades con su animal fuera del albergue, deben ser mayores de edad. 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5