Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad


    

 

   <<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


El vandálico envenenamiento de perros y gatos.


Frente a la más leve sospecha de intoxicación, es fundamental acudir cuanto antes al veterinario

En varias zonas verdes de la ciudad de Zaragoza, se ha producido un alarmante incremento de casos de envenenamiento de perros. La misma policía municipal reconoce que  está alarmada ante este vandálico comportamiento. Varios lectores de nuestra publicación nos han preguntado por la forma de evitar que les ocurra un envenenamiento a sus perros o sus gatos cuando salen a pasear.

Lo cierto y real es que los perros y los gatos  tienen la costumbre de olisquear y lamer o ingerir las sustancias que les llaman la atención por su olor. Es habitual utilizar comida para mimetizar el olor y el sabor del veneno. Por ello hay que evitar que el perro o el gato ingieran restos de comida por la calle. Hay venenos,  como la estricnina, que pueden causar la muerte del perro con una pequeña cantidad de sustancia. 

Los síntomas que presenta un perro o gato envenenado son: vómitos, rigidez muscular o convulsiones, mareo, desorientación, e incluso, puede expulsar espuma por la boca. Esta sintomatología varía en función del veneno y la cantidad que el animal haya ingerido. Frente a la más leve sospecha de intoxicación, es fundamental acudir cuanto antes al veterinario. 

Las peleas entre vecinos por molestias derivadas de la tenencia del perro o el gato son un motivo habitual por el que se envenenan animales. Molestias como que el perro o el gato se acerque demasiado al jardín colindante, o que haya animales callejeros, son situaciones que desencadenan los casos de envenenamiento. 

Una forma de maltrato

El envenenamiento de animales se considera de forma legal una forma de maltrato y las comunidades autónomas españolas lo sancionan. Estas conductas delictivas deben denunciarse en el teléfono gratuito 062 del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

Cuanto antes se denuncie y se castigue a los culpables de envenenar animales, más probabilidades habrá de salvar a otras víctimas de este tipo de conductas. 

En ocasiones, antes del envenenamiento del animal, la persona que perpetrará los hechos amenaza a los dueños del perro. Cuando ocurre esta situación, el propietario debe permanecer alerta.

Si observa que esa persona coloca sustancias en la calle, hay que comenzar a recoger pruebas que puedan avalar las intenciones de quien quiere envenenar al perro o gato.

Las fotos, las grabaciones y los testigos son indispensables para encontrar al culpable del envenenamiento del animal. Además, recoger restos de las sustancias que coloque el presunto envenenador -en una bolsa, para entregar a la policía- resultará de gran ayuda en la investigación policial. 

Pero, para que una investigación policial se lleve a cabo, hay que presentar antes una denuncia en la comisaría.

Se puede denunciar que una persona haya colocado veneno en la vía pública, aunque no haya habido ninguna víctima, ya que implica un riesgo real para todos los viandantes, incluidos los perros. 

En resumen, las pautas básicas para evitar envenenamientos de perros y gatos son:

  • Evitar que el perro o el gato ingieran alimentos de la calle. 
  • Educar al perro para que solo acepte el alimento que le ofrecen sus dueños. 
  • En caso de recibir amenazas y sospechar que una persona coloca veneno en la vía pública, ponerlo en conocimiento de la policía, junto con pruebas (testigos, fotografías). 
  • Ante la más mínima sospecha de que el animal ha resultado envenenado, acudir al veterinario. 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5