Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

Aprende a decir "NO" a tu perro.

 

Hay muchos alimentos apetitosos y asimilables por el hombre que son veneno para nuestras mascotas. Hay que huir de ellos. Estos son los consejos de los especialistas.

A medida que crece el  cariño por nuestras mascotas, más vulnerables somos a sus peticiones. Una mirada suplicante de nuestro perro cuando nos disponemos a hincar el diente a un suculento bocadillo es fácil que acabe compartiendo  la mitad de nuestro condumio.

Un profesor de nutrición animal de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza estima que “hay una tendencia en los propietarios de animales a dejarse llevar por la tristeza en la cara de su perro sin tener en cuenta que complacerle en estos gustos puede causarle la muerte”. El mismo profesor da un consejo para evitar la tentación: “Si no puedes soportar que tu perro te esté observando con cara de tristeza lo que estás comiendo,  saca a tu perro al patio antes de abrir la bolsa o enciérralo en otro cuarto para que no te vea, porque ojos que no ven, corazón que no siente”.

No por ser condescendientes con nuestro perro, somos mejores dueños. Todo lo contrario. El mejor propietario de un perro es aquel que toma decisiones para que el animal crezca de la mejor manera posible.

Un amigo, que tiene un magnífico perro de cuidado aspecto, me decía que el “sistema digestivo de un perro es como el de un niño, lo que limita muchas los alimentos que puede comer”. Los veterinarios destacan que su sistema digestivo y las necesidades nutricionales de los perros son muy distintas a las de los humanos.

El propietario que no sabe decir  “no” a los gustos desmesurados de su mascota,  está poniendo en grave riesgo su vida y, en cualquier caso, está dando los primeros pasos hacia la obesidad de su mascota. Cualquier  exceso de grasa en su dieta o alimentación, puede ocasionar una pancreatitis que acabará posiblemente con su vida entre fuertes dolores y vómitos.

RIESGO DE OBESIDAD.

Si no llega a desarrollar pancreatitis es seguro que habremos expuesto a nuestra mascota al tremendo azote de la obesidad que puede derivar en diabetes, trastornos hepáticos y cardíacos. Los más exigentes de los veterinarios recomiendan que los perros coman únicamente alimentos comerciales elaborados especialmente para ellos, y si se les da comida casera hay que procurar que tenga la menor cantidad de grasa posible.

Según los veterinarios, la obesidad es  la enfermedad crónica numero uno en los perros.La veterinaria Mercedes Valdés Masó abunda en estas apreciaciones afirmando que  “el consumo excesivo de calorías determina un aumento de la grasa corporal,  lo que se ha convertido en el  problema nutricional más frecuente.  Según las encuestas realizadas, al menos una cuarta parte de los perros  que llegan a la consulta veterinaria tienen sobrepeso u obesidad manifiesta”.

La tendencia que se esta dando en los humanos en la sociedad moderna, se está reproduciendo en las mascotas. Un comportamiento viciado en la alimentación del dueño del perro, es casi seguro que se acusará también en el mismo vicio de su mascota.

COMEN TODO LO QUE ENCUENTRAN.

La doctora Hellen Halligan afirma que “Habiendo trabajado en urgencias durante muchos años, he visto mascotas a las que les han dado todo tipo de comidas y bebidas. Pero si no son particularmente saludables para tí, seguramente tampoco serán buenos para tu perro. Algunas mascotas se comerán casi todo lo que encuentren, por lo que los propietarios necesitan ser cuidadosos si no quieren acabar en la sala de urgencias.

Lo más curioso es que el propietario que se alimenta inadecuadamente y sabe que la forma de comer le ocasiona problemas cardíacos, no reconoce que igual le puede suceder a su perro. Los alimentos que causan obesidad en las personas también se lo producen a los perros, con el agravante de que los canes apenas digieren las grasas y que un exceso de ellas le puede causar pancreatitis, que puede llevarle hasta la muerte después de haber pasado un largo periodo con grandes dolores.

Para saber si tu perro es obeso, algunos veterinarios recomiendan aplicar esta medida que se obtiene simplemente palpando las costillas del perro. Un perro está gordo si no se le pueden contar sus costillas de forma individual. Se le considera flaco si las costillas sobresalen, de modo que se pueden introducir los dedos entre ellas. Por el contrario, el grado de gordura adecuado es aquella palpación que permite distinguir las costillas, pero no se puede introducir los dedos entre ellas.

 

LO QUE NUNCA DEBES DAR A TU MASCOTA

La doctora Hellen Halligan recoge estas diez cosas que no se deben dar a los perros sin poner sin poner en grave riesgo su salud:

NO LE DES HUESOS , ¡los huesos son malos para los animales! Cada año incontables números de animales acaban en la sala de urgencias porque sus dueños les han dado huesos, normalmente como premio.

EL CHOCOLATE PUEDE SER LETAL para las mascotas porque contiene teobromina, que causa un incremento en los latidos del corazón, estimulación del sistema nervioso central y constricción de las arterias.

EL ALCOHOL ES TAMBIÉN MUY MALO PARA PERROS Y GATOS. No se necesita mucho alcohol para intoxicar a una mascota. Los animales se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose a sí mismos, y también les causa incontinencia urinaria.

LA LECHE TAMPOCO ES BUENA PARA LOS ANIMALES porque la mayoría son intolerantes a la lactosa y desarrollarán diarrea.

EL JAMÓN Y OTRAS CARNES SALADAS son muy peligrosos para las mascotas. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago o pancreatitis.

LA CEBOLLA ES TÓXICA PARA PERROS. Contienen bisulfitos, lo que daña los glóbulos rojos de su sangre y puede causar consecuencias fatales en animales. Se pueden volver anémicos, débiles y con problemas respiratorios.

LA CAFEÍNA TAMBIÉN ES MALA PARA LOS ANIMALES. Contiene xanthine que, como el chocolate, estimula al sistema nervioso central y al sistema cardíaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte.

LOS AGUACATES también son malos para las mascotas. Primero, son muy altos en grasas y pueden causar dolores de estómago, vómitos e incluso pancreatitis.

LOS PESCADOS NO SON ACONSEJABLE PARA LO PERROS, aparte de que no suelen presentar ninguna apetencia por ninguno de ellos.

LOS ÚLTIMOS ESTUDIOS HAN ENCONTRADO QUE LAS PASAS Y UVAS pueden llevar a fallos de riñón en mascotas, principalmente si son perros pequeños.

 

<<Volver  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5