Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Nuestras Razas

 


El dálmata se lleva las más altas calificaciones .

Lo que brinda: afecto, fidelidad, obediencia, porte espectacular.

Lo que pide: compañía, espacio en el que moverse, tiempo para ejercitarse y una buena cantidad de comida.

Es difícil hablar del dálmata fría y objetivamente. Una raza a la que han consagrado la fama del cine y sus servicios a la sociedad es peliagudo tratarla con distanciamiento. En Estados Unidos, los dálmatas son la mascota oficial de uno de los cuerpos de seguridad más admirados: los bomberos.

De hecho, su principal exigencia es la de compañía. El dálmata necesita a la gente. Necesita de un amo diligente, comprensivo, cariñoso, exigente. Si no encuentra esta compañía y guía, se vuelve destructivo. Con su dueño forma un equipo insuperable, pero debe cumplir las condiciones de ser un amo cariñoso, con tacto y paciencia, dispuesto a acompañar diariamente al animal en sus ejercicios físicos

En la distancia puede parecer un animal orgulloso y ausente. Los humanos reservan generalmente las cualidades de obediencia para las razas rudas y serviles, y les perece extraño que una raza aristocrática, de andar vistoso, elegante y espectacular puede tener en la dependencia su principal cualidad.  Pero la realidad es que el dálmata integra a la perfección esas dos demostraciones de inteligencia y servicio que son poco frecuentes en el mundo de los canes.

Los criadores que hemos consultado le han otorgado calificativos tan contundentes y claros como “perro activo y encantador”, “sensible y juguetón” “vivaz en sus expresiones”, “arlequín de lujo”.

Los expertos en comportamiento canino  aseguran que es un perro niñero, compañero inseparable e infatigable de los juegos de los pequeños de la casa. En general, como los miembros de la familia es un perro afectuoso, fiel, alegre, sociable y sensible. Solamente hay que tener en cuenta que, por su volumen y peso y por ser un poco brusco en alguno de sus juegos, es poco paciente con niños de poca edad.

LO QUE PIDE

Un perro de estas características, dotado de este alto grado de inteligencia, demanda un continuo afecto y presenta unas exigencias que no toda familia puede cumplir.

Por lo pronto, necesita desarrollar su vida en grandes áreas. Sería un castigo confinarle en un apartamento en el que él no pueda desarrollar su poderosa musculatura ni ejercitar su innata agilidad. El dálmata necesita largas y diarias caminatas y no puede vivir en lugares reducidos, sino espacios en el que diariamente cumpla con el rito de un ejercicio regular y controlado.

Un experto en comportamiento de los dálmatas, Claudio Gerzovich, hace este comentario sobre la relación del perro con sus dueños. “Es un perro activo-dice- que puede presentar un marcado comportamiento destructivo dentro del hogar. Por lo tanto, es poco recomendable para aquellos que viven en un pequeño apartamento. Se adapta mejor a vivir en espacios amplios y requiere una ejercitación rutinaria, sobre todo en lo que respecta a su obediencia, ya que, a pesar de que es un perro al que le gusta tener bajo control todo lo que sucede a su alrededor  y ejercer el dominio sobre todo su entorno, presenta una buena respuesta al entrenamiento de obediencia”.

No puede permanecer en un lugar callado, sin intercambiar muestras de afecto con sus dueños, por lo que deben abstenerse de un dálmata aquellas personas que no dispongan de un amplio espacio de tiempo libre.

Dentro de las exigencias que impone un Dálmata no es la menor la capacidad económica de sus dueños. Tiene un apetito voraz. Cualquier cosa es comida para él. Un perro adulto puede tener un gasto semanal en alimentación de cerca de los 20 euros. A ello hay que añadir los cuidados del veterinario.

Su pelo es corto y fuerte. Pierde mucho pelo durante todas las épocas del año, por lo que necesita un cepillado diario con un cepillo de cerdas duras.

Sus hembras son muy prolíficas (acuérdense de la perrita madre de la película  101 dálmatas) y dan crías blancas, las manchas negras o marrones van naciendo en los meses siguientes al parto.

 

<<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5