Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Curiosidades


Quiere que su perro pueda asistir a misa.

Según una noticia publicada en el diario de “La Voz de Galicia”, Jesús M.L está empeñado en acudir a misa, como al resto de los lugares que frecuenta, con Chester, su perro, del que no se despega en todo el día porque, entre otras cosas, no tiene con quién dejarlo. Pero en la iglesia de Fátima le han llamado la atención por las molestias que puede causar a los feligreses. No es que exista prohibición, aunque según explican fuentes del Obispado, es una costumbre que no entren animales en la iglesia. De hecho, en las parroquias del ámbito rural existen unas rejas en las puertas para impedir su acceso. El párroco de Fátima sospecha que si se permitiese la entrada de animales, cada cual llevaría a su mascota, lo que, sin duda, rompería el silencio y la tranquilidad, necesarios para las celebraciones religiosas. El vecino en cuestión alega que su perrito no ladra, ni molesta a nadie y que si la iglesia es la casa de Dios, no tiene por qué ponerle trabas a Chester. Asegura que en otras parroquias, como San Pablo, en las inmediaciones del Calvario, no solo no le han puesto inconvenientes, sino que el animal es objeto de carantoñas «y lo tratan como a uno más».


Cambia el contenido de los zoos caseros.

En su departamento de Villa Crespo, Coruña, Aníbal Faraldo convive con una boa constrictora, una iguana, un escorpión, un cangrejo ermitaño y un cangrejo de agua. La reina de la casa es la víbora, que con su 1,30 metro se alimenta de ratas blancas de laboratorio y habita debajo del televisor en una pecera de 1,20 x 40 x 50 centímetros. El gusto por las mascotas inusuales no es nuevo para este joven, quien a los 17 años ya tenía un mono. “Siempre fui de tener algún bichito medio raro”, dice.  No es el único cada día más, Cada día son más las personas que dejan atrás viejos hábitos en esto de comprar mascotas y se decantan por una   fauna más exótica, como víboras, lagartos o hurones. Quienes conviven con estos animales coinciden en que su mantenimiento es más sencillo y económico que el que demandan las mascotas tradicionales y quizá por eso se hayan convertido en los nuevos mejores amigos del hombre.
Oro vecino de Galicia,  Gonzalo Bataller, de 22 años, comparte su cuarto con los lagartos “Timón y Pumba” y dos gecos leopardos que se alimentan de gusanos, grillos y cucarachas. Su preferencia por este tipo de animales nació por falta de espacio: “Yo quería un perro, pero antes vivíamos en un departamento muy chico y ahí no lo podía tener, por eso busqué una mascota que se pudiera tener en una pecera. De tener peces nunca me convencieron y lo exótico es algo que siempre me llamó la atención”.

"Una forma de diferenciarse de los demás".

Estos nuevos gustos en la formación del zoo casero han sido comentados por Antonio Salvador Ortiz,  profesor de Zoología de la Universidad de Murcia, que es el  coordinador de un curso organizado por esta Universidad sobre la cría, mantenimiento y patología de los animales exóticos. Al referirse a las mascotas raras, Salvador Ortiz afirma que “los nuevos ricos utilizan estos animales para diferenciarse y cuánto más rara sea la mascota, más se distinguen de los demás”. También  comentó que fuera de los tradicionales ejemplares de perros y gatos, “las nuevas generaciones se inclinan por las aves, como  loros y  palomas, pero  también, en los últimos años se han puesto de moda tener en sus casas a reptiles y conejos de indias”. Apunta el catedrático de Murcia que se está produciendo una invasión de especies foráneas. “El problema –explica- es que estas especies acaban desplazando a las autóctonas”.

<<Volver

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5