Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

La temible "Enfermedad del gusano del corazón".

 

Con la llegada del verano se multiplican las posibilidades de que algunos mosquitos infecten a tu mascota de la Filariosis .

                            

 

En nuestro número anterior hablamos de una de las enfermedades graves que pueden afectar a nuestras mascotas: la leishmaniosis. Hoy, analizamos otra de esas dolencias más destacadas, la Filariosis.

Se trata de una enfermedad grave y potencialmente mortal en los perros y que tiene especial incidencia en territorios donde hay agua y elevadas temperaturas, cosa que se da en muchas zonas de la Península Ibérica.La desigualdad entre zonas depende de la diferencia climática y regional que favorece la presencia del mosquito transmisor de esta enfermedad.

Las personas no corremos ningún riesgo de padecer esta enfermedad aunque vivamos con un animal infestado, ya que este parásito no afecta a los humanos.

LA PREVENCIÓN.

La filariosis es una enfermedad que transmiten algunos mosquitos. La  provocan unos parásitos denominados “filarias”, pertenecientes a la superfamilia Filarioidea, que penetran en nuestras mascotas a través del picotazo de algunos géneros de mosquitos. Estas filarias son transmitidas en forma de larvas, llamadas microfilarias, y en el organismo receptor terminan su desarrollo llegando a la forma adulta. En el corazón se depositan, crecen y, al ser maduras, se reproducen,

Es muy difícil impedir que un insecto trasmisor  pique a nuestra mascota. Existen artículos científicos que recomiendan que el animal esté en casa durante la última hora de la tarde y durante la noche para evitar los picotazos, pero aún así pueden contraer la enfermedad. La única forma de prevenir la filiarosis es mediante controles anuales o cada seis meses y la aplicación de productos desparasitantes que eviten el desarrollo de microfilaria (larva) a filaria adulta.

Existen productos muy efectivos para su prevención que se administran una vez al mes durante la época de mosquitos. Tu veterinario te indicará según donde vivas en qué meses es necesario usarlos, ya que en algunas regiones cálidas o endémicas conviene usarlos durante todo el año sin interrupción. Algunos de ellos combinan también tratamiento contra otros parásitos internos y pulgas en la misma pastilla.

DETECCIÓN PRECOZ.

Los gusanos adultos, que son muy grandes, se alojan en el atrio derecho del corazón, obstruyendo el flujo normal de sangre. El corazón se agranda y debilita hasta que se presenta una insuficiencia cardiaca. El diagnóstico precoz es clave para poder realizar un tratamiento exitoso con el menor riesgo para el paciente. La detección se realiza mediante un análisis de sangre donde se encuentran las larvas o los antígenos de los gusanos adultos mediante tests serológicos rápidos.

En función del género transmitido la sintomatología es diferente y también la gravedad. En el caso de pacientes con los géneros menos patógenos puede incluso no haber sintomatología específica, siendo necesario un control de sangre para identificar el parásito. En el caso de Dirofilario inmitis, los animales infestados no presentan sintomatología hasta 3 o 4 meses post-infección. La sintomatología es este momento incluye tos, sangrado nasal, fatiga, pérdida de peso, hipertensión pulmonar y posible insuficiencia cardiaca.

Una vez detectada la enfermedad no es para asustarse pero si preocuparse, ya es una enfermedad seria que afecta al corazón y cuyo tratamiento es severo, por lo que siempre es mejor identificar lo antes posible la enfermedad, si es posible, antes de la aparición de sintomatología.

Tu veterinario le puede hacer un examen exhaustivo e  identificar en que grado está la enfermedad y cuál es el tratamiento más recomendable.

 

 <<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5