Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Economia de Bolsillo


A nadie le preocupa ya las palabras.

Cuando ha pasado solamente un año desde que los indicadores económicos comenzaron a emitir señales de alerta, nadie debate ni le preocupan las palabras con las que el Gobierno quiera calificar la situación de la economía. A los ciudadanos españoles les parece una pérdida de tiempo buscar  el  término preciso para el momento, sea una recesión,  una crisis, una desaceleración o un incidente. El vocabulario oficial lo ha acuñado la vicepresidenta del Gobierno que es la portavoz oficial del Ejecutivo  y que, en la rueda de prensa del pasado viernes, 29 de agosto,  anunció  que el “Ejecutivo plantará cara a la situación” y anunció próximas medidas contra la “desaceleración”. Para designar el camino que nos queda por andar,  María  Teresa de la Vega reconoció que se aproximan trimestres “difíciles”.
Todos tranquilos.


Las crifras cantan.

Sin embargo, hay datos que revelan que la cosa no es tan rosa como pretende el Gobierno. En el segundo trimestre del año, la actividad económica aumentó solamente  un 0,1 por ciento, lo que supone un crecimiento interanual del 1,8 por ciento, el peor dato desde la crisis de 1993. Zapatero ha reconocido que el avance económico “es pequeño”. El último pronóstico del Ministerio de Economía era de cerrar 2008 con un crecimiento del 1,6 por ciento.

El paro, desbocado.

Con un aumento de la actividad económica tan corto, era de esperar que el empleo lo habría de acusar. A  finales de julio, la tasa de paro en España ya era del 11 por ciento, mientras que en la Unión Europea el desempleo estaba en una media del  6,8 por ciento. España encabeza la lista de paro comunitario.

Un buen dato: la inflación.

Un indicador parece haber cambiado de tendencia: el aumento de los precios al consumo. En agosto, la inflación se moderó en España , debido esencialmente a la contención de los precios de los carburantes. En un mes, el precio del barril de crudo ha caído de los 147 a los 120 euros, lo que se ha acusado en los surtidores de carburantes. En un país como España, tan dependiente del petróleo de fuera, la tendencia descendente debe continuar en los próximos meses.

Moderado optimismo con el euribor.

No es para dar saltos de alegría pero vamos  recibir con prudente optimismo un insignificante recorte del Euribor, el tipo al que se conceden la mayor parte de las hipotecas en España. Este indicador ha bajado en agosto un 0,06 por ciento. Es poco pero, al menos, se ha cortado el signo continuamente alcista que desde hace meses. Para situar en su preciso lugar la situación hay que recordar que el Euribor era el 4,6 por ciento hace hoy un año. En otras palabras un aumento de 56 euros al mes en una hipoteca media de 142.000 euros.


Los bancos lo acusan.

Pero no sólo son los ciudadanos los que lloran con esta situación. La crisis financiera comienza a afectar a los propios bancos. La pérdida de liquidez de las entidades financieras y la reducción del crédito ha dado como resultado que, por primera vez en muchos meses, bancos y cajas hayan ganado menos que el año anterior. En los seis primeros meses del año, los beneficios de estas entidades han sido 113 millones de euros, un 1,15 por ciento menos que por estas fechas del año anterior.

<<Volver

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5