Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


Llegaron los primeros fríos.  

La caída del pelo y el riesgo de obesidad, dos atenciones de los comienzos del otoño. 

 

En nuestro número pasado, hablamos del  otoño como el momento adecuado para acudir al veterinario con nuestras mascotas para que el facultativo les realizase pruebas específicas de enfermedades como la Leishmaniosis y la Ehrlichiosis.

Dijimos también que era un momento clave para vacunar al perro  contra los “procesos catarrales” y detectar si tiene alergia a las pulgas.

Hoy vamos a puntar los cuidados que debe tener la familia con los perros en estos primeros fríos otoñales.

EL CAMBIO DE MANTO.

Aparte de esos cambios de temperatura, que habrá que cuidar en nuestros amigos, existen determinados cambios naturales derivados de la reducción de luz natural. Uno de los más notables es la muda.

El otoño y la primavera son las estaciones en la que la caída de pelo es mayor, ya que los perros cambian de manto: más fino para el verano y más grueso para el invierno. Sin embargo, la domesticación ha modificado este procedimiento debido a la existencia de luz artificial, un hecho que provoca la muda de forma profusa durante todo el año. Para evitar la acumulación de pelo muerto y evitar que nuestros mininos ingieran bolas de pelo durante su particular acicalado, habrá que insistir en el cepillado.

Dependiendo de la raza de nuestro can será necesario prestarle unas atenciones diferentes. Las de pequeño tamaño, de pelo corto y las que no tienen mucha protección de grasa en su piel tienden a pasar más frío con la llegada del invierno. El Pincher, el Chihuaha o el Pug son algunos ejemplos de raza pequeña que necesitarán otro tipo de protección como abrigos para resguardarlos en el momento de los paseos. Aún así el Boxer, el Dobermann o el Dálmata, aunque sean de gran tamaño, como tienen muy poco pelaje sufrirán antes las consecuencias de las bajas temperaturas.

Pero los que disfrutan de un pelo abundante y largo, como el Pastor Alemán o los nórdicos, aunque estén más protegidos de cara al invierno, tienden a expulsar gran cantidad de manto externo. En la mayoría de los casos se les forman nudos y se les reseca la piel, teniéndoles que cepillar más a menudo.

 

 

PELIGRO: OBESIDAD

Con la llegada del frío es importante tener en cuenta que las mascotas necesitan una serie de cuidados especiales que aumentan en los cachorros y en canes ancianos o enfermos, debido a la debilitación de sus defensas.
Las mascotas que viven en el interior de un hogar salen menos a la calle, por lo que hacen menos ejercicio. Estos animales suelen necesitar más energía en forma de calorías, que como no se disipan por la falta de movimiento, suelen acumularse produciendo muchas más grasa corporal. La
 obesidad es una consecuencia directa de las bajas temperaturas. Cuanto más peso adquiera el animal, más vago será y, por tanto, sus ganas de hacer ejercicio disminuirán.

Si antes de que llegara el invierno el animal ya sufría obesidad, es preciso aportarle una dieta más equilibrada, porque ya dispone en su organismo de suficientes calorías acumuladas. Asimismo, es preciso que tenga siempre agua fresca.

Muchos animales pasan la noche fuera de casa. Es preciso que si nuestro perro duerme en el exterior, tenga un habitáculo especialmente acondicionado. Ante todo, estas casetas deben ser  impermeables, comprobando con anterioridad que no existen goteras y protegiendo con aislantes y poliuretano el techo.

Algunos veterinarios añaden que la caseta tiene que ser de madera y goma para que aporte más calor a la estancia y se evite la humedad. De esta forma, el animal quedará perfectamente resguardado del viento dominante, ya que tendrá una puerta abatible para cuando necesite salir al exterior

 

<<Volver

.

 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5