Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

El otoño es el momento de controlar
la vigencia de la vacunación.

 

Aunque nuestra mascota lleve al día sus periódicas vacunas, la llegada del invierno exige cuidar de que las medidas de prevención se llevan adecuadamente. Hay que mantener alta la inmunidad y controlar la vigencia de las vacunas anuales llevando el perro a nuestro veterinario. La prevención sanitaria es una preocupación constante pero hay que redoblarla en invierno.

Por eso, aunque las vacunas tienen gran relevancia durante todo el año, cuando llegan las temperaturas extremas (frío o calor), el organismo se altera, las defensas se resienten y es fundamental que el animal tenga recursos suficientes para protegerse ante la posible entrada de agentes infecciosos; los agentes patógenos están muy atentos a la bajada de defensas que provoca la bajada de las temperaturas. Debemos asegurar una correcta vacunación y desparasitación del animal en  estas épocas del año.

En el caso de los animales de más edad, sería conveniente antes de las épocas de temperaturas extremas realizar un chequeo.  Los perros más viejos y los cachorrosson los más sensibles a las inclemencias del tiempo y deben ser a los que dediquemos mayor atención.

ENFERMEDADES ESPORÁDICAS.

Aparte de este cuidado especial sobre el estado de vacunación, la proximidad del invierno aconseja reforzar la vigilancia sobre algunas enfermedades que se dan con más frecuencia en estas fechas. Algunos especialistas aseguran que el resfriado propiamente no existe en los perros, pero hay otras enfermedades semejantes son frecuentes en esta época del año.

Entre ellas está la traqueobronquitis, que puede considerarse como una dolencia similar el resfriado humano. También se manifiestan con mucha tos, decaimiento y secreción nasal. La forma de prevenirla es  la misma que los humanos. La permanencia prolongada en lugares extremadamente fríos puede quebrar los mecanismos de regulación térmica de perros y gatos sanos. En los cachorros y perros viejos se observa una mayor sensibilidad a las bajas temperaturas debido a deficiencias en la regulación térmica. Incluso, la exposición al frío por breves período también puede dañar al animal .

ACCIDENTES DEBIDOS AL FRÍO.

Hay que cuidar que nuestras mascotas sufran una hipotermia. Se considera que un animal está en hipotermia cuando tiene una temperatura corporal (rectal) menor a la normal para la especie, en el caso del perro y el gato, cuando tienen menos de 37ºC. Los signos clínicos son: enfriamiento generalizado, depresión del sensorio, disminución del ritmo respiratorio, pulso débil o ausente y arritmias cardíacas que pueden llevar al paro cardíaco.

La congelación se puede producir en las zonas del cuerpo con poco pelo y pobre irrigación sanguínea como orejas, cola y almohadillas plantares en el gato y escroto en los machos y almohadillas plantares de los miembros en el perro. Como agregado el animal se suele automutilar (por lamidos o mordeduras) porque se altera la sensibilidad de la zona. Todo esto lleva a la necrosis (muerte) de los tejidos afectados sino se actúa rápidamente. No hay que frotar ni masajear la zona lesionada mientras está congelada y se debe proteger de posibles traumatismos mientras es trasladado al Veterinario en forma urgente .

 CUADRO DE VACUNACIÓN DE TU PERRO

Edad

Tipo de enfermedad a prevenir

4 semanas a las 6 semanas

Proteger contra moquillo en cachorros mal destetados

6 semanas a las 8 semanas

Proteger contra parvovirus, moquillo, coronavirus, hepatitis infecciosa canina, y parainfluenza de forma individual o combinada

10 semanas a las 12 semanas

Revacunar contra todas las enfermedades anteriores ya sea de forma individual o de forma combinada

A los 3 meses

Vacunar de forma individual contra rabia

De los 4 meses a los 6 meses

Vacunar contra leptospira, además de las mencionadas en las semanas 10-12

De los 8 meses a los 10 meses

Revacunar contra las enfermedades anteriores.

Del año a los 8 años

Revacunar una vez al año contra rabia y cada seis meses contra las demas enfermedades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 <<Volver

 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5