Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad

 


Cachorros: vuelven por Navidad.

Analiza la persona a la que se lo regalas y ten en cuenta que regalar un cachorro es transferir responsabilidades.

 

Llegan esas fechas tan esperadas de la Navidad. El regalo se convierte en el talismán que recupera recuerdos, cierra heridas y abre nuevas relaciones. Cada día el regalo se ha convertido en el símbolo de las fiestas. Cuanto más original sea el regalo, menos se piensa en los efectos que ocasiona.

En los últimos años los cachorros de perro se han convertido en uno de los regalos más solicitados. Es el objeto más solicitado a la hora de realizar la compra compulsiva de un regalo. Aparece en el mercado como un sustitutivo del antiguo peluche, con el añadido de la movilidad. Se le contempla como un juguete cuando en realidad es un animal vivo, con sus sentimientos, sensaciones, necesidades afectivas y cuidados.

En muchas familias, el cachorro no es un juguete, sino algo peor, un objeto decorativo, que puede cambiarse o abandonarse en un rincón. Muchos de estos animalitos que llegan a un hogar en la Navidad, pasan a componer la masa de perros abandonados en el campo y que vagan por las carreteras

 El cachorro es una bolita de pelo, cariñosa y divertida: el regalo ideal. La única diferencia con el peluche es que el cachorro crece y esa bolita de pelo, se convierte en un animal adulto, que requiere cuidados, que precisa de la atención de la familia, que es una bolsa donde hay que poner dinero para consultas veterinarias, alimentación, higiene, Recomendamos que antes de adquirir un cachorro cambie su imagen de hoy por la que tendrá el animalito dentro de unos años. Entre ambas imágenes hay muchas horas de dedicación de sus dueños, de cariño y de vida en común. Si no es así, el perrito de hoy se convertirá en un animal cansino e histérico y lo acusará en su carácter y en su salud.

¿A QUIÉN SE LO REGALAS?.

Un principio básico del regalo es saber a quien se lo regalas. Eso conlleva conocer sus gustos, el espacio que hay en su casa, el tiempo libre del que dispone para pasear y jugar con su perro y del dinero que puede aplicar en pagar las necesidades del nuevo inquilino. El que regala un perro puede dar muestras de sensibilidad con los gestos del cachorro, pero debe saber si comparte esos mismos sentimientos la persona que lo va a recibir. Regalar un cachorro es regalar responsabilidades y demandas.

Una destacada cuidadora de perros afirma que “en el tiempo que he estado en esta profesión he visto multitud de dramas nacidos de una decisión poco meditada, que abruma al hogar al que llega y pone los cimientos de un perro desgraciado”.

Lo primero que debemos valorar es, si la familia al que le regalamos el cachorro dispone de personas y tiempo para cuidarlo. Un niño en una ciudad mediana tiene ocupados entre el colegio, los deberes y las actividades extraescolares, un promedio de 12-14 horas fuera de casa, por lo que el cuidado de la mascota pasa en el acto de los restantes miembros de la familia.

Estamos en un momento en el que la compra de una mascota se hace respondiendo a impulsos poco sólidos. Los criadores de perros afirman que las mascotas que más solicitadas  en un momento dado son aquellas que salen en cualquier programa de éxito en televisión. El primer impulso al decidirse por un tipo de cachorro  u otro es su aspecto exterior, olvidando que lo más decisivo es su comportamiento como animal doméstico y que este comportamiento está  determinado por el tipo de trabajo que hacía la raza a la que pertenece. Por ejemplo, un galgo o perro de rastro será difícilmente parado, ni hará caso a sus llamadas cuando descubra un rastro; un perro de caza sin entrenar levantará y perseguirá presas, quizás con resultados desastrosos y costosos para usted, y el perro criado para cavar y cazar bajo tierra mostrará todos sus talentos en el jardín de su casa con todas sus flores. Además, el perro que le gusta por su aspecto puede ser absolutamente incompatible con el lugar y su estilo de vida de sus moradores.

EVALUACIÓN DE URGENCIA.

Aunque el tema de la elección de cachorro es amplio y complejo, vamos a dar unas normas de urgencia para que sirvan en la elección del cachorro y para que el regalo no resulte un drama.

Si se baraja la posibilidad de regalar un cachorro, lo más importante es tener en cuenta de que no se trata de un objeto decorativo, sino que hay que estar completamente convencido de que la persona que lo reciba lo va a cuidar debidamente durante toda la vida del animal. Por eso, y sabiendo que la vida de un perro depende en gran medida de la raza del mismo, podremos elegir en función también de la edad del dueño. Así, las razas pequeñas suelen vivir alrededor de veinte años, mientras que los grandes no suelen superar los doce.

No basta con quererlo y alimentarlo, sino que también hay que saber cómo educarlo; por eso, es importante conocer el comportamiento canino general y específico de la raza que hayamos escogido, para poder darle un adiestramiento acorde a su naturaleza.

También es necesario contar con tamaño de casa adecuado para criarlo, ya que los perros necesitan un espacio mínimo vital para desarrollarse adecuadamente. Por tanto, si se vive en un piso pequeño, lo mejor es elegir una raza reducida, mientras que si la vivienda es una casa grande, podremos optar a una de más tamaño. Normalmente, cuando se adquiere un cachorro su tamaño es todavía mínimo, por lo que habría que informarse de la evolución del mismo cuando sea adulto, para saber si podremos hacernos cargo de él cuando sea grande.

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5