Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Nuestras Razas

 


Basset-Hound: un fiel y tranquilo amigo. Basset-Hound

 

Tras su expresión tristona y majestuosamente lenta, se encuentra un perro alegre, bonachón y muy sociable.

  

Estamos ante una raza llena de contradicciones, cuyo comportamiento admite todos estos calificativos: tranquilo, bonachón, simpático, fiel,  no destructivo, muy acomodado a vivir en un espacio pequeño, cariñoso con los niños aunque poco juguetón. Es un perro ideal para un hogar porque  aprende rápido y, si se le enseña, no dañará nada ni siquiera de cachorro. Es apacible y afectuoso, nunca agresivo o tímido.

Estamos ante una raza que resulta llamativa para cualquier persona que se cruce con un ejemplar debido a sus proporciones, sus largas orejas, sus ojos tristones y su cabeza majestuosa. Alguien dijo de él que  es un perro largo de patas cortas. Las orejas son muy largas, llegándoles hasta el pecho y las mantienen caídas. Nuestro amigo  es muy arrugado en la cabeza y patas. La cola es larga y cuando entra en acción la mantiene erecta. La belleza deslumbrante de esta especie la ha hecho acreedora de significativas preferencias en exposiciones y, tal vez gracias a ello, se ha transformado en un preciado perro de compañía.


Su origen es indudablemente cazador, pero el proceso de selección favoreciendo los ejemplares de patas más cortas, ha ido produciendo  ejemplares que ya no son aptos para la caza, sino que se ha convertido en  perro de compañía y de familia. Su linaje de viejo cazador ha hecho que su voz sea  profunda y melodiosa.

Sin embargo, sus comienzos como perro de caza, le han dotado de ciertos comportamientos que le han hecho un can muy solicitado. La dedicación a la caza ha consolidado en él   un cuerpo poderoso, algo lento y de patas cortas, con un delicado sentido del olfato que demuestra gran resistencia en el terreno.

Como perro de jauría es perfecto, tanto para la caza de la liebre, del conejo e incluso del jabalí. Ha demostrado ser muy útil en lugares donde los perros más altos no pueden entrar, como los matorrales de mucho follaje. Se le utiliza para rastrear liebres, venados, zorros y otras presas semejantes. No es rápido, pero se desplaza vigorosamente en línea recta con la nariz pegada al suelo. Tiene una manera muy peculiar de cazar, pues es lento y cuidadoso, pero también muy inteligente, buscando por instinto los lugares donde puede haber presa, sin importarle las diferencias del terreno. Su fuerte  instinto de cazador se muestra en acciones como son las de perseguir todo lo que se mueve y olfatear continuamente por lo que les dará por perseguir todo u olfatear frecuentemente, tendiendo a ladrar cuando quieren algo o cuando les parece incorrecto lo que hace su propio amo.

UN CARÁCTER CALMADO.

El carácter de los bassets hace honor a su apariencia exterior. Es un pero tranquilo y lo hace todo a su ritmo. En cambio, cuando se trata de ir al campo se vuelve mucho mas activo y ágil entusiasmándose con los olores.

A pesar de que su aspecto físico sugiere una cierta tristeza o melancolía, se trata de un perro alegre, bonachón y muy sociable, al que le encantan los niños y se adapta perfectamente al ambiente familiar. También, a pesar de su aspecto físico, es un perro que le encanta el ejercicio, el deporte y los paseos. De todas formas, hay que tener en cuenta que puede ser cariñosamente testarudo sobre todo durante el proceso de adiestramiento en la juventud. Es un animal de
personalidad afirmada, incapaz de morder, aunque defiende furiosamente a los niños confiados a su custodia, cuyos juegos comparte con placer.

Quien adopte un
perro de raza Basset Hound seguramente gozará más de su compañía que de su obediencia. No va a encontrar en él  un compañero de juegos, porque pronto pierde el interés por el movimiento y los saltos. Se trata de una raza abúlica y un poco desobediente.

Aunque  debe su popularidad a su dulzura, calma y
fidelidad absoluta, debe saber su dueño que es muy  obstinado, por lo que debe ser educado con severidad, manifestándole repetidamente quien es el que manda en casa.

En realidad, se trata de un animal
reflexivo e inteligente; se le puede indicar lo que se quiere, enseñárselo y al cabo de unas cuantas sesiones el perro habrá adquirido la costumbre. Para educarle en acciones como la de acercarse cuando se le pide, el Basset se comporta de una forma más testaruda y puede costar más tiempo enseñarle, sobretodo cuando está en la calle o en el campo, ya que se entretiene con todo lo que ve o huele.

CUIDADOS ESENCIALES.

Su aspecto bajo y algo rechoncho puede sugerir que es un perro comodón pero, al contrario, es un perro amante del ejercicio que además lo necesita para evitar sobrepeso y la artritis en edades avanzadas. Otro cuidado específico de esta raza es la posibilidad del desarrollo de conjuntivitis debido a la piel fláccida de alrededor de los ojos, que hay que vigilar continuamente.

En cuanto a la alimentación, debes saber que hay que tener cuidado de no darles mucha comida, ya que son perros propensos a engordar. Por ello, es una buena solución darle un alimento balanceado que cumpla todas sus exigencias y en el que vengan indicadas las cantidades idóneas. Son “basureros” por excelencia.


Habrá que limpiar frecuentemente sus orejas. Para ello, basta con ayudarse de un
algodón con alcohol limpiando superficialmente y teniendo cuidado de que en el interior del oído no entre el desinfectante. Las uñas también tienen que tener un cuidado especial. Por otra parte, el baño debe hacerse cada dos semanas y habrá que controlar la aparición de las pulgas con preparados especiales. El cepillado y peinado tiene que ser diario.

Para levantar un Basset hay que recordar que es
largo y pesado.  El problema de la longitud de su cuerpo lo convierte en un paciente muy propenso a las hernias discales y, por lo tanto, cuando se le coja se ha de hacer con cuidado para que no sufra ningún daño. La forma más fácil de hacerlo es metiendo ambos brazos por medio de sus patas y levantándolo por el abdomen, de esta forma, la mascota no sufrirá.

 

 

<<Volver





 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5