Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


¿Sabes lo qué es el test de Campbell?.


Se trata de una batería de pruebas que ayudan a conocer la capacidad de adaptación de un cachorro a la vida en familia. 

 

La preocupación de las familias por conocer la compatibilidad de una familia con la nueva mascota que llega a casa, ha puesto de moda el Test de Campbell, que no es más que un sencillo examen que prepara a los miembros de una familia ante las reacciones del perro, el nuevo miembro del hogar.

Es frecuente que, cuando alguien trata de comprar una mascota para incorporarla a la familia nos enfrentemos con la duda sobre el carácter que tendrá al animalito y si será compatible con los componentes de la actual familia. Son necesarias algunas pistas acerca del futuro comportamiento del cachorro hasta que sea adulto. Para solventar de manera general estas dudas, existe el Test de Campbell.

Con este test se puede conocer si la nueva mascota se adecuará a las condiciones y necesidades de la familia. Hay familias que necesitan reforzar la seguridad de su vivienda o que, simplemente, piden compañía y cariño. El archiconocido Test de Campbell permite desvelar la incógnita del carácter en perros mestizos y también puede orientar, en caso de que el perro sea de raza pura, en cuanto a los rasgos de personalidad más sobresalientes de cada cachorro de la camada. Es una de las herramientas más utilizadas a la hora de seleccionar un cachorro. Creado por el psicólogo norteamericano William Campbell especialista en el estudio del comportamiento del perro.

Ya hemos dicho en multitud de ocasiones en estas mismas páginas que los perros se desarrollan en manadas. Para ellos, la sociedad canina a la que pertenecen les imprime modelos de conducta y formas de actuar determinadas. Al llevarnos un cachorro a casa, los roles cambian puesto que el ambiente genuino se abandona. La capacidad de adaptación es una característica que se aplica a todas las razas en general. Ya sea en mayor o en menor medida, la domesticación del can y la aceptación por parte del mismo de las nuevas normas serán tareas que se completarán con el tiempo. El test de Campbell ayuda a conocer esa capacidad de adaptación.

Las condiciones previas para que los resultados tengan la mayor fiabilidad posible son varias. En primer lugar, la persona que analice al cachorro debe ser un extraño para él. NO puede ser realizado por una persona de la casa. En segundo lugar, es conveniente que las pruebas se realicen en un terreno aislado al margen de posibles influencias externas como objetos, ruidos u otros transeúntes. Por último, el test debe realizarse de modo espontáneo y manteniendo en todo momento una postura imparcial, sin represalias y sin recompensas.
El test cuenta con cinco pruebas:

ATRACCIÓN SOCIAL (test de atracción al hombre):
Situándose frente al animal y batiendo las palmas, hay que valorar la manera en la que el animal se acerca a la persona. Hay que observar como se acerca el animal, con la cola alta o baja y si acude fácilmente.

APTITUD PARA SEGUIR AL AMO (test de aptitud al seguimiento):
Situándose al lado del animal comenzar a andar y observar si el animal sigue a la persona. Nos indica el grado de independencia.

OBLIGACIÓN (test de aceptación a la contención):
Situar al perro tumbado de espaldas y mantenerlo así durante 30 segundos. Esta prueba nos indica si se trata de un perro luchador o sumiso.

DOMINACIÓN SOCIAL (test de aceptación de la dominación del hombre):
Acariciar al perro desde la cabeza hacia la cola forzándolo a permanecer quieto. Un perro socialmente sumiso se dejará manipular sin problemas; otro más dominante intentará apartarse del hombre que lo quiera someter.

DIGNIDAD (test de pérdida de control de la posición):
Elevar del suelo al animal durante 30 segundos y evaluar su reacción. En esta prueba el perro se encuentra a merced de la voluntad ajena, por lo que según se rebele o no, nos indicara el grado de orgullo, dignidad y su actitud frente a una obligación dentro del seno social.

Las pruebas concretas así como su evaluación pueden encontrarse en algunas páginas Web, especializadas como son:

www.psicofxp.com

www.adiestramientodeperros.com

www.portaldog.com







 

<<Volver

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5