Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


No abandones a tu perro, dónalo a la Policía.


 

 

Si un suceso sobresaliente, como un cambio de residencia o cualquier otro problema personal, te impide cuidar de tu perro no debes preocuparte. Hay formas de solucionar su futuro. Te recomendaría como primera solución hablar con familiares y amigos por si ellos quieren adoptar a tu mascota. En caso negativo, te queda el recurso de acudir al albergue para que sean ellos los que intenten darlo en adopción.

Si el resultado no es el esperado, acéptame  esta recomendación: dona tu mascota a la policía. La donación de perros por civiles es muy común y se le presta toda clase de facilidades. Los mismos funcionarios de policía vienen a tu domicilio a ver el perro si no quieres llevarlo para hacer las pruebas pertinentes.

Debes saber que, en el cuerpo de policía, tu amigo el perro del que tienes que desprenderte va a encontrar un compañero excepcional en el agente que le instruye y le manda y que va a tener el mejor trato que puedas esperar para quien es tu mejor amigo.
Solamente se impone una restricción y es que tu perro  no tenga más de un año y medio. Ese es el tiempo en el que se han profundizado los defectos y vicios de un can lo que hace muy difícil su erradicación.

LA RAZA APROPIADA.


En estas páginas de NOTICIAS SOBRE TU M@SCOTA, hemos reiterado hasta la saciedad el decisivo papel que están jugando los perros como ayuda de los cuerpos de seguridad. La labor de los perros se centra en la búsqueda de drogas y en la localización de explosivos. Cada cuerpo policial elije a los perros que mejor se adaptan a esos cometidos policiales. Es difícil que tu mascota no tenga algunos de los rasgos de carácter que le permitan integrarse en un cuerpo de seguridad.

Para las acciones relacionadas con explosivos “se necesitan perros tranquilos y pacíficos, puesto que se manejan unas sustancias muy delicadas”, aclara un experto, señalando que la tarea del perro cuando detecta algún artefacto es la de “no tocarlo, se le enseña a sentarse. Así nos indica que ha localizado algo sospechoso”, afirma uno de los expertos responsable de un destacamento de explosivos de estos. Dentro de este destacamento, y también dentro del de rescate, son muy apropiados el Pastor Alemán y el Labrador, mientras que para estupefacientes, “se usan perros con más nervio, principalmente de caza, como el Pointer, el Braco, el Springer o el Cocker”. El modo de actuar es completamente diferente, ya que el guía les acostumbra a coger la droga y a traérsela.
Las unidades caninas, al frente de las cuales se encuentra oficiales y  agentes de policía, se dividen en “guías” y cada “guía” cuenta con dos perros, uno para drogas y otros para explosivos.

El donante de un perro para la policía puede estar seguro que su perro recibirá un trato y unos cuidados exquisitos, tanto los aportados por los policías como por los veterinarios que trabajan en sus instalaciones. Ellos son los encargados de la desparasitación interna y externa,  de las vacunas, de las dietas alimenticias, al acicalamiento, cepillado, etc.
El confort de sus dependencias policiales donde residen estos perros es excepcional. Los caniles en los que viven mientras están operativos están provistos de calefacción y están perfectamente acondicionados. El responsable del can tiene la posibilidad de solicitar llevarse a casa sus herramientas de trabajo diario y tratarlas como mascotas.

Es el propio funcionario el encargado de su instrucción, que se realiza en un curso de seis meses. El perro estará preparado para la acción entre tres y cinco meses, dependiendo de la habilidad del policía. El adiestramiento es a través de un método natural. Dentro de esta unidad canina, cuando uno de estos animales hace un ejercicio mal no se le castiga nunca físicamente. Cuando cumple con su tarea, se le premia jugando con él. Como final, debemos apuntar que tu perro tendrá una jubilación de oro.

Cuando el perro termina su vida útil, entre los 9 y los 11 años, el funcionario que quiera se puede quedar con él. La segunda posibilidad es que el perro asuma el papel de guardián en los límites del recinto donde ha estado prestando servicio, ya que el perímetro está rodeado de una valla desde la que los canes vigilan el exterior de las instalaciones. Si no es posible, se recurre a amigos de funcionarios y a civiles, que suelen pedirlos para vigilar una finca.




 

<<Volver

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5