Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


¿Qué sienten las mascotas con la llegada de un nuevo bebé?.


 

 

He leído un magnífico testimonio de un joven matrimonio, dueños de una pareja de perros juguetones. La esposa está embarazada y pronta a dar a luz. La pareja muestra su preocupación ante un posible conflicto de afectividades entre el nuevo bebé y las dos mascotas que ya viven en la casa.

Varios profesionales, veterinario, etólogos, les han ofrecido sus consejos y experiencias para que destierren cualquier preocupación en esta cuestión. Una de de las opiniones más contundentes que le han remitido a su página Web decía: “No puedes evitar preguntarte cómo tomará tu peludo amigo el verse desplazado. De repente recuerdas horribles historias de ataques o alergias al bebé. Pero no te preocupes, ambos pueden convivir”.

Coqui Andrés y Peluche Andrés son los consentidos de cuatro patas que el matrimonio compuesto por  Bárbara Bermudo y Mario Andrés tienen en casa, un salchicha y un poodle cruzado con yorkie. Pero ahora con la próxima llegada de Mia, que así se llamará la hija de ambos, ninguno de los dos sabe que pasará con sus niños peludos.

Para el doctor Alberto Stark, veterinario del Miami Animal Hospital, las razas que tienen Bárbara y Mario son muy nobles. "Son razas chiquitas en un cruce muy bonito y no creo que tengan mayores problemas cuando llegue la bebé", comentó.

En general son muchos los beneficios de criar a un pequeño en compañía de animales domésticos, pero es muy conveniente saber a qué atenerse, qué esperar y cómo se debe actuar para que la convivencia entre el bebé y el perrito sea armoniosa.

La Academia Americana de Pediatría les ha remitido a su obra de referencia "El primer año de tu bebé", que contiene  varias recomendaciones, como no dejar nunca solo al bebé con el perro, enseñar al niño a no acercar su cara a la de la mascota, no tirarle del rabo y además no molestar al can cuando come o duerme.

Para Bárbara Bermudo lo más importante es la seguridad de su pequeña. "El punto es que cuando llegue no la sientan como una intrusa y le vayan a hacer daño", expresó la madre.

ANTES DEL NACIMIENTO

Cuando el bebé está por llegar, es importante intentar que el perro acepte al nuevo miembro de la familia, esta es una tarea que conviene comenzar antes del nacimiento del pequeño.

Beatriz Fernández, madre de dos niños y dueña de dos gatos y un perro, se enfrentó con el terrible problema de la no aceptación. "Cambió la actitud de ser un perrito sutil y pasó a ser  un perrito completamente agresivo. Tuve que hablar con el veterinario, tratamos de darle clase de obediencia y no funcionó. La sugerencia del veterinario fue ponerlo a dormir para siempre y, lamentablemente, lo tuve que hacer. En esa situación no podían convivir los dos, y la vida de mi bebé podía correr peligro", contó.

Una de las recomendaciones más habituales, tanto de los veterinarios como de los entrenadores caninos y etólogos, es que antes de llevar a casa al bebé, algún miembro de la familia permita al perro oler una prenda que haya usado el recién nacido, para que el animal comience a distinguir por el olfato al nuevo miembro del clan.

También se recomienda inscribir a la mascota en un curso de obediencia en el que un experto inculque al animal las bases de la jerarquía familiar y refuerce su obediencia al recibir órdenes. Esto servirá para que el perro asuma que el niño está por encima de él.
Es aconsejable, según la Asociación Americana de Hospitales para Animales que antes del nacimiento el perro se acostumbre a los nuevos muebles y objetos relacionados con tu hijo. Esto se puede aplicar incluso si no quieres que el perro entre en la habitación del niño. Primero, que la conozca, la huela, y después, enséñale que no debe entrar.

La llegada a casa es un momento muy importante, no sólo se trata de la llegada de un "extraño", el perro recibe a su dueña, después de no haberla visto en varios días. Por eso es bueno que haya otra persona que pueda sostener un rato al bebé para que la madre le dedique unos minutos a la mascota.

Si quieres vincular positivamente al perro y al niño, debes ofrecer al animal estímulos positivos en su presencia. ¿Cómo?  Muy sencillo. Caricias y premios cuando el bebé esté delante, y si tu mascota necesita una reprimenda, procura que el pequeño no esté cerca. Con esto lograrás que tu perro asocie al bebé con cosas positivas.




 

<<Volver

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5