Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


¿Sufren los perros la tortura de los celos?.


 Su comportamiento cambia cuando sacamos a nuestra mascota de la rutina por la llegada de una persona o animal nuevos.

 

Es difícil saber a ciencia cierta si los perros sufren de celos. Lo que nadie duda es que algunos comportamientos de nuestras mascotas parecen demostrar que pueden ser presa de los mismos sentimientos de posesión que sus dueños, sobre todo las manifestaciones de egoísmo que suele mostrar la existencia de los celos. Un veterinario amigo me comenta que “cada mascota tiene su peculiar forma de demostrar su disgusto y decepción por algo, pero normalmente observaremos en nuestro compañero una actitud más agresiva, apática o mustia por lo que necesitará más apoyo que nunca para superar este pequeño bache”.
De hecho, los celos que puede padecer nuestra mascota son fruto de la educación que nosotros mismos le hemos dado desde que era cachorro.

“Un perro será celoso _dice un renombrado etólogo _ si no ha entendido desde joven cuál es la posición que ocupa en la familia y, por tanto, se siente rechazado ante la llegada de otra mascota, el nacimiento de un bebé o las visitas de extraños”.

En una demostración de celos, nuestra macota puede convertirse en un animal violento y provocador e instantes después recuperar su mejor talante. ¿Quiere decir esto que nuestra mascota tiene doble personalidad?

Los expertos en conducta animal creen que no. Simplemente ocurre que nuestro can no sabe como acaparar toda nuestra atención y cree que, de esta manera agresiva y enfurecida, lo va a conseguir. Pero al poco tiempo de mostrarse así parece "darse cuenta" de su terrible actuación y pretende que nos compadezcamos y perdonemos su acción.
Las mascotas y más si son ansiosos, cuando sienten celos  suelen comenzar  por masticar o arañar los muebles u ocultar objetos, especialmente zapatos. El orinar dentro es otra manera que los animales domésticos muestran que están experimentando ansiedad sobre un cambio en la rutina del hogar.

Lo importante es que, en situaciones como esta, no utilicemos el castigo físico contra el animal. No debemos pegar a nuestro amigo ni perder la calma, ya que eso empeoraría la situación. A lo más, podemos hacer algún gesto que demuestre nuestra autoridad.
Si se dan estos comportamientos, intente determinar la razón de los celos. ¿Es un nuevo bebé, un nuevo animal doméstico o una nueva pareja? Determinando lo que provocado   nos aparecerán de ideas de cómo manejarlas. Sin importar la causa, dé a su mascota tiempo para ajustarse al cambio.

Intente continuar las rutinas establecidas. Mientras que esto puede ser un desafío en algunas situaciones, guardando los horarios de alimentación y ejercicio de su mascota ayudarán mucho en el ajuste a los cambios en el hogar. Los animales domésticos tienen una tendencia a ponerse tensos cuando hay cambios en la rutina.
Dé a su mascota un montón de atención y de afecto al tranquilizarlo. Juegue con él. Si su mascota es celosa de un ser humano o de otro animal doméstico, demostrarle amor y afecto le enviará el mensaje que no lo está substituyendo.

Si la causa de sus celos es un nuevo perro, usted tendrá que estar consciente de la posibilidad de una lucha entre ellos. Algunas luchas ocurren con poca advertencia, pero hay comportamientos que son preludios de problemas, así que use esa oportunidad de evitar que estalle una lucha.

Tenga presente que si ocurre una pelea, los perros tienden a establecer una jerarquía social pronto después de pelear. El ladrido pesado y el gruñir son algunas de las maneras que los perros establecen quién es el varón dominante. Como siempre, los remedios naturales se pueden utilizar por los dueños del animal doméstico para restaurar armonía a su hogar.



 

<<Volver

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5