Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

Cuando la gripe llega a las mascotas


Los primeros síntomas son una tos paroxística y secreciones oculares y nasales.

 

Con la llegada del otoño comienzan a aparecer los procesos gripales tanto en las personas como en los animales. Estos días estamos viendo llamadas de instituciones  y clínicas privadas recomendado a la vacunación contra la gripe, en esta ocasión multiplicados por la presencia de la nueva Gripe A.

Ya se ha programado la vacunación de grupos de riesgo: ancianos, niños, enfermos crónicos, etc. Frente a ello, algunos de nuestros lectores nos preguntan: ¿La situación sería semejante con los perros? ¿Qué es la Tos de las Perreras?  Intentaremos contestar a estas dos preguntas. Para ello hemos consultado a varios profesionales veterinarios que asesoran a estas páginas.

La enfermedad conocida comúnmente como Tos de las Perreras, no está causada por un único virus, sino que, varios virus diferentes pueden suscitar los síntomas, de manera aislada o en unión de algunas bacterias.

Los dos gérmenes más frecuentemente aislados como responsables de la  Tos de las Perreras son el virus de la parainfluenza (muy semejante al virus de la gripe humana) y la Bordetella Bronchiseptica.

Estos microorganismos atacan el epitelio del árbol respiratorio superior, fundamentalmente la tráquea y se transmiten por  la inhalación de estos microorganismos. Si nuestro perro, en el parque, en una residencia, una clínica veterinaria, una exposición canina, está cerca de algún perro que está tosiendo y lanzando virus al ambiente, tenemos muchísimas posibilidades de que se contagie. Una vez contagiado el animal presentará los primeros signos clínicos en unos 4 días.

LOS SÍNTOMAS.

El síntoma más característico es la llamada tos paroxística,  una tos extremadamente aparatosa debida a la traqueitis.  La tos puede ser más aparente por las noches. En cuanto a su estado general, no parece que afecte mucho a nuestras mascotas, ya que los  perros comen bien y se muestran contentos.
Asociada a esa tos paroxística se da una fuerte expectoración.

Los dueños describen que el perro parece que quiere expulsar algo y explican al veterinario que parece " que su perro tiene algo en la garganta”. También se suelen producir secreciones oculares y nasales.

 En algunos casos los perros pueden presentar signos más graves. Si un perro con traqueobronquitis infecciosa deja de comer, tiene fiebre o está muy triste hay que acudir al veterinario para valorar correctamente su estado. Estos perros pueden presentar descarga ocular o nasal y desarrollar bronquitis o neumonía.

En general es un proceso leve y autolimitante, es decir, se cura sola. En algunos casos más severos la intervención del veterinario y la administración de medicamentos se hacen indispensables. Típicamente la tos suele durar de una a dos semanas, pero en algunos casos la tos puede durar mucho más tiempo, lo que genera la lógica inquietud en el propietario que ve que su perro sigue manifestando la tos. Estos casos deben ser evaluados por el veterinario para asegurarse de que no hay ningún problema añadido.

LA VACUNACIÓN.


Hay razas con más riegos que otras. Entre las más afectadas se encuentran aquellas razas denominadas braquiocefálicas (bóxer, bulldog ingles y francés, Shi Tzu, etc.) tiene mayor riesgo si se contagian por su especial anatomía del árbol respiratorio superior.

Así mismo, son colectivos de riesgo todos aquellos perros que ya padezcan patologías respiratorias e incluso cardíacas, como es lógico agravarían su proceso o tendría más posibilidades de complicarse si se contagian de esta enfermedad.

Al igual que las personas, también se consideran de más fácil contagio en los animales mayores de 8 años, en los que por su edad su sistema inmune está más debilitado y a los cachorros, porque en este caso su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado.
Pero, sin ninguna duda, la mejor manera de prevenir esta afección es la vacunación. Para ello, existen dos tipos de vacunas para perros, una parenteral, es decir, que se inyecta, y otra intranasal, que son una gotas que se ponen dentro de la nariz. La primera necesita dos dosis mientras que la segunda es suficiente una única dosis.

Aunque hace unos años no se daba importancia a esta enfermedad como posibilidad de infecciones para las personas, unos nuevos estudios han determinado que la Bordetella bronchiseptica puede producir patologías en las personas.

 

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5