Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

Las enfermedades cardiacas en las mascotas (2).

 


La miocarditis, las cardiopatías valvulares y las cardiopatías congénitas.






En nuestro anterior encuentro con ustedes tratamos un tema importante como era la insuficiencia cardíaca de los perros, una de las dolencias más frecuentes en las consultas veterinarias.

Hoy volvemos sobre otra manifestación de las enfermedades cardiacas de nuestras mascotas que son las miocarditis, la cardiopatía valvular, las cardiopatías congénitas y una enfermedad grave y frecuente entre nuestras mascotas: la Filaria o Gusano del Corazón.

Comenzamos por las miocarditis.
Así se llaman a las enfermedades del propio músculo cardíaco, bastante frecuentes en nuestros perros. Son enfermedades que afectan al músculo cardiaco, que ocasionan fallos en la contracción del mismo y que producen insuficiencia cardiaca. El músculo cardíaco es el que se afecta, fallando la contracción del mismo, y por lo tanto, produciendo insuficiencia cardíaca. En general son enfermedades crónicas, insidiosas y de lenta progresión. La causa puede ser primaria (generalmente desconocida ó idiopática) o secundaria a otras enfermedades sistémicas o metabólicas (endócrinas, nutricionales, tóxicos, enfermedades infecciosas, tumores).

LAS VALVULOPATÍAS.

Las cardiopatías valvulares son las más frecuentes de todas las enfermedades del corazón. Afectan principalmente a perros viejos de raza pequeña -poodle, cocker, maltés, yorkshire terrier, chihuahuas-, que son los más predispuestos a sufrir procesos degenerativos de las válvulas del corazón, aunque esto puede presentarse en cualquier raza de perro de los seis años en adelante. Su incidencia es mayor en machos que en hembras.

Las válvulas del corazón actúan como "compuertas" que permiten el paso de la sangre de un compartimento del corazón hacia el otro. Lo normal es que estas "compuertas" cierren perfectamente bien, para que la sangre no "regrese" hacia el compartimento anterior y cause una congestión de sangre en ese lugar. Cuando las válvulas del corazón sufren de estos procesos degenerativos, la capacidad de cierre de las mismas se ve alterada, favoreciendo que la sangre regrese y se congestione en alguna de las válvulas del corazón. Esta anomalía va haciendo que el corazón comience a dilatarse en una o varias de sus cámaras, alterando de manera secundaria la capacidad de contracción del músculo cardíaco. Todo esto lleva a una insuficiencia cardíaca, que si no se diagnostica y se trata a tiempo puede llevar a la muerte.

Hay un segundo grupo de cardiopatías, que son las cardiopatías congénitas. En este grupo se incluyen los "defectos de fabricación" del corazón, con los que algunos perros nacen. Son malformaciones cardiovasculares que se deben a una anomalía en el desarrollo embrionario. Son poco frecuentes, pero cuando aparecen tienden a desarrollar una insuficiencia cardíaca congestiva de evolución muy rápida.

El llamado "Gusano del Corazón" es un parásito que vive dentro del corazón de perros y gatos y su nombre es Filaria, y es trasmitido por ciertas especies de mosquitos, por lo que es común encontrarlo en las zonas tropicales y subtropicales.

EL DIAGNÓSTICO.

El diagnóstico de estas enfermedades cardiacas se realiza por medio de un examen físico general (en donde observaremos la actitud, la postura, la condición corporal, el nivel de ansiedad, el patrón respiratorio, etc.).

Como parte de su evaluación cardiovascular probablemente podremos realizar un electrocardiograma (ECG), estudios radiográficos (rayos X) del tórax, un estudio ecocardiográfico (un ultrasonido del corazón) o análisis sanguíneos. También pueden estar indicados otros exámenes adicionales, como la realización de una angiografía (rayos X con medio de contraste específicamente para la evaluación cardiovascular) o un ecocardiograma con sistema Doppler (ultrasonidos del corazón con especificidad para monitorear la velocidad del flujo sanguíneo dentro del corazón).

En cuanto a la forma de diagnosticar y la especial importancia que pueda tener cualquiera de estas cardiopatías, creemos que lo más conveniente es acudir al veterinario, donde harán a su mascota las pruebas que le permitan diagnosticar con precisión su dolencia.

 

 

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5