Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Economia de Bolsillo

      


  

<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota



¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Actualmente, es difícil vivir sin televisión, sin ordenadores, sin lavavajillas, sin lavadoras o sin horno. Esta forma de vida es lo que ocasiona que tengamos que destinar elevadas cantidades de dinero a la factura de la luz.

Con el objetivo de ahorrar en la factura de la luz, es importante tomar nota de los siguientes consejos que han recopilado desde
Fintonic.

Haciendo un repaso por los principales electrodomésticos, podemos determinar los siguientes consumos en cada uno de ellos:

1. El frigorífico. Consume el 30,6% de la energía de los hogares. 

2. La televisión. La televisión se lleva el 12,2% de la energía. 

3. La lavadora. Consume un 11,8% de la energía. 

4. Lavavajillas. Consume un 6,1% de la energía. 

5. Los ordenadores. Actualmente se utilizan más los portátiles, por lo que no es necesario tenerlos conectados constantemente a la luz. Sin embargo, a fin de no romper la batería, muchos somos los que conectamos el cargador permanentemente. 


 Consejos para ahorrar

Respecto al frigorífico, que es el electrodoméstico que más consume al estar todo el día conectado, su mal estado o su incorrecto funcionamiento pueden ocasionar un consumo del 25% de energía, un porcentaje mucho más elevado que si se está en buenas condiciones. Otro aspecto a tener en cuenta es cerrar bien la puerta y no dejarla mucho tiempo abierta. Por otra parte, meter alimentos calientes genera un mayor gasto eléctrico porque el frigorífico usa más potencia para enfriarlos cuanto antes.

Para ahorrar en la televisión, lo ideal es apagarla desde el botón que incluye y no desde el mando, ya que de esta forma no la dejaremos en stand by y no consumirá tanto. Otra opción es comprar televisores que incorporan tecnología LED ya que consumen un 25% menos de luz. 

Para las lavadoras y lavavajillas, ahorraremos en gastos si los ponemos cuando estén completamente llenos. De esta forma, pondremos menos programas cada mes, por lo que se ahorra un buen porcentaje. También es aconsejable utilizar programas de lavado en frío, en el caso de la lavadora, o ciclos de lavado cortos. En el lavavajillas también hay programas ecológicos o de ciclos cortos que para platos que son una buena opción.

En cuanto a los ordenadores, podemos bajar la iluminación de la pantalla o quitar el salvapantallas para no consumir tanta energía. También es posible conectarlos a regletas o bases de conexión múltiple con interruptor para apagar todo a la vez. 

Otros de los aparatos eléctricos de uso habitual en los hogares españoles son el horno y la vitrocerámica. Para ahorrar en ellos, a la hora de cocinar en vitrocerámica, es preferible utilizar recipientes más pequeños porque consumen menos energía. Otro truco es tapar los recipientes de cocción. También es una buena medida apagar estos electrodomésticos antes de tiempo, la comida se acabará de hacer con el calor residual. 

Y, ¿cómo ahorramos en aire acondicionado y en calefacción? Un aspecto importante es tener en cuenta es la etiqueta energética de estos aparatos, la cual muestra el nivel de eficiencia. La letra "A" equivale a la más alta eficiencia mientras que las G es la de menor eficiencia. 




Los errores más comunes al contratar un préstamo al consumo.

El diario "Expansión" avisa a los lectores sobre los seis errores más comunes al contratar un préstamo personal.

1. Fijarse sólo en el tipo de interés: Sabemos que el tipo de interés nos marcará cuál será el coste de financiación al cual tendremos que hacer frente durante la vida del préstamo. Por lo tanto, creemos que es uno de los elementos que más impacto tiene en el importe final del préstamo, sin embargo no es el único factor determinante.

2. Asumir demasiados productos vinculados: Contratar productos vinculados puede suponer una ventaja en cuanto al tipo de interés, pero a la larga es un gasto más. La vinculación puede consistir en domiciliar la nómina, contratar seguro de vida, de hogar y protección de pagos, realizar un gasto con tarjetas de crédito o disponer y aportar a un plan de pensiones.


3. Condiciones y comisiones: Las comisiones se encuentran al firmar la operación, durante la vida del préstamo y al vencimiento. Al inicio suele aparecer la comisión de estudio y la de apertura, suelen ser en las únicas que nos fijamos. Pero se ha de tener en cuenta que la comisión por modificación de condiciones, cancelación anticipada y total son las que pueden incrementar el coste. 

4. No fijarse en el total a pagar: La mayoría se fija en la cuota mensual, en que les permita seguir viviendo desahogadamente. Pero pocas son las personas que miran lo que pagarán al final. Al calcular la cantidad total se podrán ver a cuánto ascienden los intereses, las comisiones y los gastos.

5. Pedir más dinero del que se necesita: Cuanto mayor sea el importe solicitado más se deberá pagar en intereses, por lo que es conveniente pedir la menor cantidad de dinero posible. Por ello hay que pensar bien en qué se va a destinar el préstamo antes de pedirlo.

6. Elegir un plazo demasiado largo: Pocas veces se tiene en cuenta pero el plazo de reembolso es el factor que más encarece el precio de los préstamos personales. Si se tarda mucho tiempo en devolver un crédito, habrá que pagar mucho más dinero en intereses, por lo que siempre es recomendable reembolsar un préstamo en un plazo más corto.




<<Volver


 
© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5