Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial

  
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Un cachorro en el árbol de Navidad

o es la primera vez que hablo de este tema.

Cada estación del año, cada cambio que se produce en la situación económica, cada mutación que experimentan las costumbres sociales, salta un aviso anunciando que se deterioran aún más las relaciones de los humanos con sus mascotas.

La llegada de la Navidad nos alerta ante un peligro que no es nuevo, sino que se viene sucediendo año a año: la costumbre de colocar un cachorro en el árbol de Navidad o como regalo de Reyes.

Se trata de un regalo que los niños desean con machacona insistencia, ante la que sucumbe la resistencia de los adultos. Los pequeños creen que un cachorro es un juguete y los mayores caen en el engaño, en vez de razonarles de que los animales no son juguetes sino seres vivos que tienen sentimientos y que solicitan cariño y atención.  Desde estas líneas NUESTRAS MASCOTAS recomienda darse el suficiente tiempo para tomar una decisión acertada ya que un animal requiere cuidado y atención durante toda su vida.

Pueden estar seguros, que muchos de esos cachorros que se colocarán en el árbol navideño, serán perritos que antes de la próxima Navidad habrán sido abandonados y vagarán perdidos por los campos o vagabundeando por las calles.
Es difícil ensañarle a un niño las obligaciones que demanda un perrito: cuidados, atenciones, aire libre, paseos, gastos en alimentos, vacunas y consultas veterinarias, etc. pero los padres y familiares deben plantearse con fría y objetivamente todas las exigencias ineludibles que impone la llegada del cachorrito a la familia. Según los últimos estudios, las familias españolas invierten una media de 1.500 euros al año en su mascota.

Todo con el objetivo que dentro de unos meses, el regalo que llegó al árbol de Navidad no se haya convertido en un juguete roto.

Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión


 <<Volver


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5