Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial

  
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Un paso significativo

odos nuestros lectores son testigos del cambio producido sobre el comportamiento de la sociedad moderna ante los animales en general y las mascotas en particular.

No hace muchos años, para que un animal se incorporase a un hogar  debía desempeñar un papel y un cometido dentro de la familia. Debía ser un guardián de la casa, un ahuyentador de ratones, un apoyo en la caza, un defensor de su dueño. En pago por esos servicios, se les pagaba con las sobras de la comida familiar y con un lugar de descanso en una pieza resguardada de la casa.

En las últimas décadas, el genero humano ha comenzado a tratar a las mascotas como un miembro más de la familiar, vigilando su salud, elaborando alimentos cada vez más exquisitos y equilibrados, cuidando su  lugar de descanso, respetando sus costumbres y necesidades específicas. En otras palabras, los humanos han asumido que su perro es un amigo perfecto, que nos escucha, nos protege, nos acompaña y sólo ve en nosotros cualidades y ningún defecto.

En estas pasadas fiestas de Navidad y Año Nuevo, creo que el género humano ha dado otro salto cualitativo hacia adelante, mostrando su sensibilidad por sus mascotas, preocupándose por mejorar su ambiente vital. En este último mes, han proliferado consejos de expertos reconociendo la existencia de la “truenofobia”, el terror de las mascotas por el ruido y las luces ocasionados por la pirotecnia y dando consejos a sus dueños para proteger a las mascotas de esta auténtica tortura. Incluso, países enteros y con historia, como Italia, ha pedido que la clase política regule estas fiestas llenas de estruendo y relámpagos para evitar este trance amargo para los animalitos. Los cohetes y demás ruidosas tradiciones navideñas y de Año Nuevo pueden perturbar seriamente a todo tipo de mascotas. Algunas pueden simplemente esconderse aterrorizadas pero otros pueden desencadenar una especie de ataque de histeria.

Es un paso más en esa carrera aún no concluida en mostrar el cariño a nuestras amigas las mascotas, correspondiendo a las lecciones que continuamente nos imparten en su escuela de amor y amistad con todo el mundo.

Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión


 <<Volver


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5