Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial

 

  
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Un mal presagio: los gastos ostentosos.  

La Oficina de Estadística de los EE.UU. acaba de publicar que el gasto de los hogares estadounidenses en sus mascotas ascendió en el último año a 60.000 millones de dólares. Junto a la información, el diario Miami Herald  clama: "¡Cuántos proyectos humanitarios, como educativos y de salud, podrían desarrollarse con una fracción de esa cantidad!.

El gasto se dedica a las  más variadas necesidades de los perros, alguna de ellas verdaderamente ridículas.

No se trata solamente de alimentación y el uso de los servicios veterinarios, lo cual tiene justificación, sino que se destina a servicios grotescos e innecesarios.

Perros y gatos se han convertido en una parte privilegiada del núcleo familiar: duermen en sus propias camas, o en las de sus dueños, comen alimentos preparados especialmente para ayudar sus digestiones, beben agua purificada y descansan en cojines térmicos para evitar artritis.

Además de veterinarios, algunas mascotas tienen sus propios peluqueros, entrenadores, cuidadores y paseadores ocasionales. No faltan tampoco cementerios para mascotas.

El reportaje del Herald detalla los precios de hoteles y centros de recreación, piscinas incluidas, para animales; también se mencionan sus salones de belleza, atuendos, juguetes y hamburguesas con carne de primera.

Algunos de esos negocios tienen autobuses adaptados para el transporte de sus clientes ladradores o maulladores. También sale caro pagar a personas que se dedican a pasear perros ajenos o a cuidarlos durante las vacaciones de sus amos.

Algo chirría y cruje en la sociedad americana.

Nos parece acertado que centren su afectividad en los animales pero el apasionamiento por el lujo y el derroche puede anunciar peligros inminentes.



Angel de Uña 
Periodista
Nos interesa su opinión   



<<Volver

 


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5