Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial


    

  

<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Las mascotas y los milenials.

Según un estudio publicado en Pew Research Center, la generación nacida en los años 80, conocida como milenials, tienen menos probabilidades de casarse, tener hijos e incluso comprar una casa.

Esta generación se caracteriza por muchísimas cosas; no les gusta permanecer en un trabajo donde alguien los mande, no les gusta gastar dinero en una casa, prefieren viajar y además, según un nuevo estudio, tienen 50% menos probabilidades de vivir con una pareja
, en comparación con las personas que tuvieron su juventud hace 50 años. 

Esta generación prefiere invertir su dinero en actividades de interés personal y crecimiento profesional, razones por las que el matrimonio tampoco es una prioridad y mucho menos, la maternidad o paternidad.

Pero hoy quiero destacar del estudio las conclusiones sobre su comportamiento con las mascotas. El estudio concluye que  los miembros de esta generación  tienen más dificultades económicas, por lo que prefieren invertir tiempo y dinero en una mascota o, en otras palabras.

Las mascotas se están convirtiendo en un reemplazo de los hijos, ya que son menos costosos, se pueden tener incluso si no se tiene una pareja y ofrecen compañía. 


¿Cual es la opinión de nuestros lectores?

Un gran compañero sin distinción de razas

La decisión de traer un perro a casa es una de las decisiones más importantes y decisivas para la familia. Son muchas las expectativas que crean las familias alrededor del nuevo inquilino.

Todos los componentes de la familia  saben que el nuevo ser vivo que llega a al domicilios nos enseñará a valorar muchas pequeñas cosas que, hasta ese momento no nos habíamos formulado y, sobre todo, nos mostrará el valor de las pequeñas cosas, de la felicidad a cambio de nada, de la magia de lo sencillo.

Nos mostrará a nosotros y a nuestros hijos los más grandes valores de compañerismo, de amistad a toda prueba, de fidelidad, de alegría a cambio de nada. Sin duda alguna, en una sociedad fría, deshumanizada y relativista, son ellos, los animales de compañía un faro candente. 

Pero antes de que recibir estas enseñanzas,los componentes de la familia tendrán que plantearse una cuestión importante: que raza elegir, grande o pequeña, cachorro o adulto, con pedigrí o mestizo, etc.  puede ser gigante o enano, con super pedigrí o mestizo.

Lamentablemente, hoy en día se tratan cada vez más como moneda de cambio: los importan desde países del Este, largos viajes, periodos de socialización precoz inadecuados, largas estancias en jaulas expuestas así en muchas tiendas animales como meras mercancías. Para evitar esto, debemos contactar con criadores responsables que aprecian la raza que nos proponen, que nos pueden enseñar a los padres del cachorro, pero lo más importante, que nos hablen de las bondades del carácter de sus perros. 

Pues bien, el pastor alemán es una gran raza, super inteligente, fidelidad a toda prueba, cooperadores hasta la heroicidad, equilibrados. Pero la contrapartida surge cuando se olvidan estas grandes dotes y solo nos fijamos en su deslumbrante pedigrí o en su soberbia imagen.

Queremos que sea hijo de super campeones, que su grupa (parte posterior) este muy agachada. Muy alto de adelante, y cada vez más bajo de atrás. Se realizaran cruces, en ocasiones con sanguíneos, para fijar características estéticas y poco a poco aparecerán problemas congénitos funestos como la displasia de cadera y además, horror, será cada vez más difícil encontrar otro como él. 

Como propietarios, busquemos un criador (profesional o aficionado) amante del pastor alemán que nos hable embelesado del carácter, del equilibrio y de la inteligencia de sus perros.

Además conozcamos a los progenitores que han de ser un ejemplo de personalidad (la llamaremos personalidad Rin tin- tín) y salud (estarán libres de enfermedades congénitas como la displasia de cadera de codo, la inestabilidad lumbosacra, la mielopatía degenerativa etc. 



Nos interesa su opinión   

<<Volver

 


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5