Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Adiestramiento y educación del perro

 







Su objetivo es la plena integración y la óptima convivencia del animal con las personas y el entorno que le rodea.

 
 

El objetivo final de un óptimo adiestramiento y educación es la mejora de la convivencia y conducta del perro con sus dueños, con otras personas y otros animales. El adiestramiento de un perro puede variar dependiendo del estilo de vida de los dueños y la raza del animal.

Para entrenar a un perro hay que ser capaz de comunicarse con él, o lo que es lo mismo, entender su manera de ‘hablar’. El perro comunica sus sentimientos mediante expresiones faciales de la cabeza, las orejas, los ojos y la boca; y manifiesta sus emociones con la postura del cuerpo a través de la posición de la cola y las piernas. Por último, los aullidos, ladridos y gruñidos se enmarcan en lo que podría denominarse como comunicación espontánea. Salvo el aullido, este modo de comunicación es exclusivamente de los perros domésticos, adquirido tras milenios de convivencia con el ser humano.

El dueño ha de comunicarse con su mascota mediante palabras, expresiones faciales y postura corporal. Las tres señales emitidas a la vez, deben coincidir para que el perro no perciba erróneamente un castigo o reproche por una brusca apreciación. De hecho, el animal no distingue las palabras y presta más atención a los gestos y a la postura corporal.

CUÁNDO COMENZAR

La educación de un perro, al igual que la del hombre, puede comenzar siendo un cachorro: un bebé tan sólo dos meses es muy receptivo y ya es capaz de aprender lo básico. Es importante que la educación comience tan pronto como la mascota llegue a su nueva casa.

Para un óptimo adiestramiento es muy recomendable que todos los miembros de la familia que convivan con el animal sean partícipes y contribuyan a su educación. Es fundamental que esto suceda de manera uniforme para evitar la creación de situaciones, en las que un miembro de la familia contradice a otro, ya que esto sólo sirve para confundir al animal y que no atienda las órdenes correctamente.

Es necesario, por higiene, acostumbrar al perro, al igual que a un niño a hacer sus necesidades donde corresponde, en este caso fuera de casa. Las primeras veces será imprescindible bajarlo a la calle con frecuencia, especialmente después de las comidas y después de la siesta.

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5