Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


También el sexo tiene importancia



 
Ser hembra o macho depara sus ventajas y desventajas, según las preferencias del propietario.







 

Además de la raza, el sexo del animal es un factor más para considerar al momento de comprar o adoptar una mascota.

Tanto la hembra como el macho, en caninos y felinos, tienen ciertas características que pueden determinar parte de sus comportamientos, aunque si hay una buena asesoría, por parte del amo y el veterinario, algunas de esas conductas podrán controlarse en casa.

Los cuidados en machos y hembras también pueden ser variados debido a sus diferencias hormonales, así como a algunas enfermedades que están más propensos a padecer en la etapa adulta.

Michel Cardona, médico veterinario, especialista de pequeñas especies animales, describe algunas de las diferencias más notorias, teniendo en cuenta que muchas de estas también dependen de la raza y de la crianza. "En general, hay una percepción de que los perros son más cariños y dóciles con el propietario, mientras que los felinos son menos cariñosos pero más independientes. Sin embargo, esto depende, más de la especie, de la manera como son socializados y criados desde cachorros", explica.

Algunas de las diferencias notorias, según el experto, son las que se explican a continuación y que puede tener en cuenta si está pensando en tener nueva mascota.

LOS MACHOS

Suelen ser más activos, territoriales y pueden llegar a ser más agresivos. Los perros tienen la tendencia a marcar cualquier territorio con la orina.

Les gusta arañar los muebles; sobre todo lo hacen los gatos cuando no tienen un poste rascador para afilar sus uñas.

Sexualmente, el macho es más dinámico. Siempre que huela las feromonas femeninas tiene tendencias escapistas, para seguir los efluvios de la hembra y marcar con orina los lugares que han señalado otros perros.

LAS HEMBRAS SON MÁS TRANQUILAS

Por lo general, son más dóciles, más cariñosas, más tranquilas, aunque con las otras hembras pueden ser muy agresivas, sobre todo en época de celo.

Cuando la hembra es apta para la reproducción tiene un sangrado y suele revolcarse mucho, lo que resulta incómodo para algunas personas. Eso sólo sucede en las que no han sido castradas, que también son más tranquilas. Las gatas pueden ser más bulliciosas (los maullidos son muy fuertes) y agresivas en época de celo.

La mayoría de las hembras suele permanecer más en casa que los machos, pero también pueden ser muy celosas y agresivas con los amos luego de haber tenido cachorros.

 

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5