Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


¿Cuándo es el momento adecuado para comprar
una mascota a mi hijo? (1)



 
En algún momento de su infancia, tu hijo te pedirá una mascota.







 

En algún momento de su infancia, tu hijo te pedirá una mascota. Los ve en la tele o en el parque, pero hay que tener cuidado de no apresurarse y dejarse llevar por el momento conmovedor en el que un cachorrito te hace ojitos.

Si pasas por una tienda de mascotas y la mirada del perrito se clava directamente en tus ojos, atenta: un huracán de ruegos se viene cuando tu hijo suplica que quiere tener mascota. Ya son dos los que hacen fuerza, un cuadro tan enternecedor que será muy difícil no dejarse convencer. Pero antes de tomar decisiones con el corazón, pon la mano en el bolsillo y reflexiona sobre factores como tu economía, la edad del niño, tus responsabilidades y cronograma diario, porque de ahí en adelante, criar una mascota será una labor de más de dos.

LA MASCOTA IMPARTE CLASES

La llegada de un animalito a la casa es la entrada a nuevas lecciones de vida que incluso pueden marcar de por vida a los miembros de la familia. No solo el gusto por las mascotas permite este tipo de contacto cercano: ellos se comportan como un ser viviente que siente y entiende, por lo que este lazo que se crea tiene apegos afectivos para todos los miembros del hogar.

Los animales tienen capacidades increíbles que muchos desconocemos. Los perros, por ejemplo, están dotados de una inteligencia especial que poco a poco los ha convertido en mascotas de compañía ideales, sobre todo cuando hay niños en el seno del hogar: Son fáciles de entrenar, su pedigree permite identificar un comportamiento genérico según la raza (ahí tenemos una pista sobre qué tipo le conviene a nuestra casa) y desarrollan un lazo muy especial con su amo.  Un mamífero como el perro se convierte no solo en el amigo de tu hijo, sino en el protector de tu casa y de tu familia una vez lo aprendas a educar, punto clave a la hora de pensar en tener cualquier animal: el entrenamiento.

La relación que se crea entre niño-mascota, permite que los hijos conozcan sobre afecto, amor, responsabilidad, cuidado y protección. El niño aprende de sensibilidad, de respeto hacía los animales y, por ende, hacía los demás: cuando no quiere lastimar a su mascota, comprende que a los demás tampoco se les debe lastimar; cultivan valores que finalmente los harán comportarse de cierta manera al momento de socializar con otras personas. Respeto a la integridad física y a los seres vivos, contacto a través de las caricias, estatus social, jerarquía, disciplina, compartir con otros, capacidad de atención y concentración, socialización y el ciclo de la vida (nacimiento, desarrollo y muerte), son procesos que los hijos aprenden a identificar junto a su mascota y durante su vida misma.

 

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5