Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Cómo socializar a un cachorro.

 

Entre las ocho y las doce semanas, los cachorros absorben con voracidad toda la información.

Cuando un nuevo inquilino llega al hogar, una de las labores más importantes y transcendentes que tiene que desarrollar la familia es socializar al cachorro.

Un perro bien socializado dará menos problemas de conducta, se relacionará mejor con los demás perros, animales, personas y objetos, y si a eso se le añade una buena educación, será la mascota perfecta para cualquier hogar.



Entre las ocho y las doce semanas, los cachorros absorben información como esponjas. Realmente, lo aprenden o quien aprenderlo todo. Es muy común ver al nuevo cachorro de la casa correr por todas partes, olisquear cada rincón, mordisquear cada objeto que se cruce en su camino, y hay que dejar que lo haga: es su método de aprendizaje. Es la parte del adiestramiento canino en que el cachorro está abierto a todo tipo de estímulos externos y es cuando debemos llevar a cabo la socialización.


La socialización trata de enseñarle a convivir y relacionarse con todo tipo de criaturas y objetos, exponiéndolo al máximo de estímulos, siempre desde un enfoque positivo: es el momento de presentarlo a la familia externa, amigos, perros, gatos, todo tipo de animales, y también distintos tipos de superficies, como el mármol, la madera, la piedra, la arena, e incluso juguetes.


Los vecinos y amigos estarán deseosos por conocer a tu nuevo perrito, ¿verdad?. Debemos dejar que lo hagan, aunque advirtiéndoles de que no deben mostrarse muy ansiosos. El cachorro está dispuesto a conocer a todo el mundo, pero es mejor que no se le abrume.

Es bueno sacarlo a dar una vuelta (pero cuidado, porque aún no estará vacunado) y pedir a las personas que os encontréis si son tan amables de hacerle unas caricias, para que aprenda a no temer a los desconocidos; también es el mejor momento para enseñarle a caminar con la correa floja, algo que mejora sustancialmente los paseos.


Si tienes la oportunidad,  lleva a tu cachorro a dar una vuelta con el coche para que se acostumbre al ruido del motor, al movimiento, e incluso, si puedes, un pequeño viaje en avión, visitas al veterinario y otras salidas,...

Todos los estímulos, en definitiva, todo lo que a lo largo de la vida del perrito vaya a ser necesario.

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5