Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


La bandeja de arena del gato, territorio privado.

 

He adoptado a un gato de dos años y quisiera tener algunas pautas para saber cómo debo utilizar la bandeja higiénica en casa.
En España hay alrededor de veinte millones de animales de compañía de los que, aproximadamente, cuatro millones son gatos que necesitan una bandeja higiénica donde hacer sus necesidades. 

Si un gato no usa la bandeja en casa, puede surgir un problema de convivencia con el animal, que llevará su tiempo resolver.

Pero si se tienen en cuenta unas pautas adecuadas para usar el recipiente de deposiciones, el felino acudirá al lugar adecuado para hacer sus necesidades y sus dueños se librarán de más de un quebradero de cabeza.

Comencemos por tener en cuenta la ubicación de la bandeja: es recomendable que se encuentre en un lugar tranquilo, donde el gato tenga intimidad.

Por ejemplo, el pasillo de la casa no sería el mejor lugar para que el gato acudiera a la bandeja.

Otros aspectos a tener en cuenta con respecto al uso de la bandeja higiénica del gato son su tamaño y modelo. El gato debe sentirse cómodo en el interior del recipiente, con espacio suficiente para moverse. En cuanto al modelo, los hay cubiertos o descubiertos, es cuestión de elegir el que el gato acepte mejor.

La arena de la bandeja del gato
La arena es otra cuestión importante a tener en cuenta con respecto al uso de la bandeja higiénica del gato. Ésta debe ser absorbente y desodorante. La cantidad de arena que contenga la bandeja debe ser abundante, sin que rebose el recipiente y hay que cambiarla alrededor de cada tres días. 

No hay que preocuparse por enseñar a un gato a ser limpio y usar su bandeja higiénica. De forma instintiva, acudirá a ella, a menos que haya algo que le desagrade, como el lugar donde está colocada o el tipo de arena que contiene. Por ello es necesario tener en cuenta las preferencias del gato para el uso de este accesorio imprescindible para la convivencia con el felino en casa. 

Todos los gatos no tienen las mismas preferencias. Los hay a los que no les gusta la arena perfumada o superabsorbente, con formato de bolas, o cerrada y con puerta. Pero lo que todos los felinos tienen en común es la necesidad de un recipiente en casa donde hacer sus deposiciones.

Cuando un gato deja de hacer sus necesidades en su bandeja habitual puede deberse a varias causas, entre ellas alguna enfermedad, como las que afectan al aparato urinario, por lo que en estos casos es recomendable consultar con el veterinario para descubrir la causa del rechazo de la bandeja higiénica.

Un recipiente con arena limpia y colocado en un lugar tranquilo es el sencillo secreto para que el gato tenga en casa su excusado particular. 
 

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5