Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

   

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


¿Qué hacer para que su gato no moleste a los vecinos?

En los últimos años las adopciones de estos felinos se han duplicado frente a las de perros.

Una amable lectora nos envía esta consulta: "Vivimos en una casa en el campo y mi gato sale al exterior, pero tenemos miedo de que resulte envenenado por algún vecino, como sospechamos que ha ocurrido con otros gatos. ¿Qué podemos hacer para evitar escapadas y molestias a los vecinos?".

El envenenamiento de gatos, sobre todo de los callejeros es, por desgracia, una forma cruel e ilegal, muy habitual en España, de solucionar las molestias derivadas de su presencia: maullidos nocturnos o entrada en jardines privados, que pueden acarrear algún destrozo. 

Las leyes autonómicas sobre tenencia y protección de animales domésticos señalan al propietario de una mascota como su responsable civil frente a cualquier molestia, perjuicio o desperfecto que esta pueda acarrear a terceras personas. 

En ciudades como Barcelona, solo durante los cinco primeros meses de 2014, se interpusieron 43 denuncias vecinales por molestias derivadas de la convivencia con mascotas en esta ciudad, que pueden conllevar sanciones económicas de hasta 150 euros, según fuentes del ayuntamiento catalán. 

Las denuncias más habituales entre vecinos por molestias derivadas de la tenencia de animales domésticos son las de los perros. Los canes hacen más vida social que los gatos, pasean por zonas públicas y se relacionan de manera habitual con otros congéneres y personas.

No obstante, los felinos cada vez tienen más presencia en los hogares españoles. Según datos de la Fundación Affinity, en los últimos años las adopciones de estos animales se han duplicado frente a las de perros.

Estas cifras convierten a los gatos en mascotas cada vez más susceptibles de provocar molestias y denuncias vecinales.

Por eso, la tenencia responsable de los felinos es la clave para evitarlas. Conocer el carácter y las necesidades del gato, para conseguir que esté sano, feliz y preparado para la vida en sociedad, es responsabilidad de su dueño. 

Los felinos son curiosos por naturaleza. Y cuando tienen acceso a un jardín que colinda con otras casas, hay probabilidad de que quieran explorar el territorio ajeno, con el consiguiente riesgo de molestias para los vecinos.

Por ello, es recomendable colocar barreras eficaces que impidan su acceso a la propiedad ajena. 

Los gatos son trepadores eficaces y ágiles y elásticos acróbatas capaces de introducirse por pequeñas grietas y de escalar elevadas alturas.

Por ello, conviene asegurarse de que la valla es recia y sin fisuras y de que esté elaborada con un material que le impida escalar, como las superficies resbaladizas. 

Los felinos esterilizados son menos receptivos a las llamadas sexuales, tanto de machos como de hembras en celo. Tienden menos a escapar de casa, con las consecuentes molestias para los vecinos. 

Hay que tener en cuenta que los maullidos de un gato en celo pueden ser insistentes y escandalosos, incluso a horas intempestivas, y provocar denuncias de los vecinos afectados. 

Además de mejorar la convivencia, la esterilización del gato aporta ciertos beneficios para la salud felina. En el caso de las hembras, previene los tumores mamarios y en el de los machos, los testiculares. 

Asegurar a los gatos 

Los seguros para animales domésticos, como el gato, cuentan con pólizas de diversas cuantías, cuya horquilla oscila entre los 50 y los 200 euros anuales, y cubren los desperfectos o perjuicios que el felino pueda causar a terceras personas. 

Para poder contratarlo, las compañías aseguradoras piden que el gato esté identificado con microchip y tenga la cartilla de vacunación actualizada

Ciertos felinos tienen más riesgo de provocar molestias o perjuicios a los vecinos, como los que tienen acceso al exterior de una vivienda que colinda con una zona habitada por terceras personas.

En estos casos, el seguro aporta tranquilidad a los dueños, frente a cualquier percance que derive en un coste económico. 

  


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5