Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

   

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


¿Como criar perros correctamente socializados?


Cuando el perro tiene problemas de conducta, es habitual que muerda o gruña a las personas de la casa.

Hemos recibido una carta de un amable lector en la que nos comenta que ha adoptado un cachorro de perro de un año de edad y que su veterinario le ha comentado que su correcta socialización es importante para que tenga un carácter equilibrado.
Con estos antecedentes, nos pregunta:

¿cómo puedo conseguir que sea así?

El carácter y modo de actuar de un perro depende de muchos factores, entre otros, el tiempo que haya permanecido con su madre y hermanos, el modo en que lo eduquen y traten sus dueños y su herencia genética. Perros que padecen ansiedad por separación de sus dueños, ladradores compulsivos o que destrozan la casa son algunas de las situaciones que pueden hacer sospechar que nuestro perro no está bien socializado.

Un perro psíquicamente sano nace, pero también se hace. Si bien tiene una carga genética que influirá en el hecho de ser más o menos nervioso, más o menos sociable con las personas y animales que le rodean, en su forma de ser y su carácter también influirá, y mucho, el hecho de que nazca sano y permanezca con su madre y hermanos hasta los dos meses de edad. De esta manera, el perro podrá completar su proceso de socialización. Esto implica que el cachorro aprenda a relacionarse con sus congéneres de una manera adecuada. 

Una vez que el perro comienza la convivencia con sus dueños, lo normal es que se adapte de manera paulatina y sin complicaciones a la dinámica del hogar donde vive, tanto a los horarios de la casa, incluida la comida, como a los paseos diarios. El perro también debe adaptarse al espacio de su vivienda. No es lo mismo vivir en un piso de 70 metros cuadrados, que en una casa con jardín.

Perros adaptados a sus familias

Por otro lado, el perro también debe aprender a convivir con una familia determinada, que puede estar compuesta por niños, personas mayores y otros animales. En definitiva, el can debe hacer un gran esfuerzo adaptativo al entorno humano donde le toca vivir. Una señal de que cuenta con un carácter equilibrado pasa por comprobar que el proceso de adaptación evoluciona de manera adecuada y sin problemas. 

Cuando el perro tiene problemas de conducta, es habitual que muerda o gruña a las personas de la casa o que solo sea tolerante y sociable con la familia y no con las visitas. En esta situación, se entiende que el perro no está bien formado en su faceta social y es posible que no ocupe el lugar adecuado en la jerarquía familiar. 


Esto se traduce en: 

Yo mando aquí y nadie me va a decir lo que tengo que hacer.

Un perro bien socializado es capaz de relacionarse con personas de su entorno y con extraños sin problemas ni enfrentamientos que impidan una convivencia adecuada. Para que un perro esté plenamente socializado, debe estar bien educado, disfrutar de bienestar tanto físico como mental y ser capaz de acatar ciertas normas básicas de comportamiento para que sus dueños puedan tener un control sobre él. 


El hecho de que el perro se relacione sin tensiones y con fluidez con otros animales, sean de su misma especie o de otra, es síntoma de que es un animal bien socializado. Si un perro convive con otro can o con un gato, la convivencia no tiene por qué resultar inadecuada. 


Las agresiones, las peleas continuas o la convivencia complicada y tensa, motivada porque el perro no tolere la presencia de otros animales, sobre todo si han convivido con ellos desde el principio, es un indicador de que la mascota puede padecer algún trastorno debido a una socialización inadecuada.

  


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5