Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

   

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Jugar a la pelota con un perro cachorro.

FUENTE DE IMAGEN: PIXABAY


Pautas para que el juego nos permita inculcar en nuestro amigo pautas de obediencia.


Es frecuente que quienes poseen un perro cachorro quieran jugar con él a la pelota, ya que estos juegos contribuyen a inculcar en estos animales ciertas pautas de obediencia.

Nosotros aconsejaríamos que un juego sencillo y muy popular, el de lanzar la pelota para que el perro corra a por ella, puede ayudar a enseñar al perro ciertas normas de comportamiento, pero hay que seguir unas pautas para que resulte efectivo: 

  • Antes de iniciar el juego, ordenar al perro que se siente enfrente de los dueños. 
  • Se lanza la pelota, se le llama para que regrese y se espera en cuclillas, con las manos apoyadas en las rodillas, hasta que el cachorro regresa. 
  • Cuando llega, se le pide que suelte la pelota antes de seguir con el juego. No hay que arrancarle la pelota de la boca. El perro debe aprender a calmarse y soltarla cuando se le ordena. 
  • Si no hace caso, se acaba el juego y se le ignora. 
  • Cuando el cachorro está calmado, se puede reiniciar el juego. 

Hay que tener claras las normas que queremos que cumpla el perro. Se le podrán transmitir con más claridad y las entenderá con más facilidad. Las órdenes tienen que ser claras y sin contradicciones.

No podemos dejar que el perro se suba en la cama de manera habitual y, un buen día, darle la orden contraria. Hay que ser coherentes. Un perro tiene mayor capacidad para aprender en los primeros meses de vida. Cuanto mayor sea, más complicado será manejarle y hacerle acatar las normas básicas de convivencia. 

No hay que fomentar los juegos que impliquen fuerza física, peleas o brusquedades. Es más recomendable jugar con una pelota o un juguete para lanzarlos y que los recoja. No es aconsejable tirar del juguete cuando el perro lo tiene en la boca, porque se caerá en el error de los juegos bruscos. No hay que permitir que el perro juegue de manera descontrolada, sino que se debe corregirle tantas veces como sea necesario. 

Juguetes para educar

Los juguetes son una herramienta estupenda para educar a los cachorros y hacerles comprender de manera sencilla y divertida cuál es la jerarquía correcta en casa.

Cuando el perro tiene acceso libre a los juguetes, es más difícil dejar claro que somos los "líderes de la manada".

Además, el perro pierde interés por los juguetes que los dueños le ofrecen como recompensa. Lo recomendable es recoger los juguetes cuando acaba el juego. De esta manera, el perro comprenderá que los juguetes son del jefe de la manada (dueños) y que solo puede disfrutar de ellos cuando sus dueños lo estimen oportuno.

Por otro lado, no se deben iniciar juegos cuando el perro está demasiado nervioso. Por el contrario, sí jugaremos con él cuando muestre una actitud adecuada, como estar tranquilo y mostrarse colaborador y obediente.

De esta manera, asociará forma correcta de jugar con recompensa y corregirá su actitud descontrolada.

  


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5