Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

   

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Mi perro es un nervio cuando viaja en el coche.


El nerviosismo y los mareos de los perros al viajar en coche son habituales

El perro puede adquirir conductas inadecuadas en el coche. Estos malos hábitos de los perros en el vehículo se pueden dividir en varios comportamientos: 

  • El agresivo protector. Cada vez que alguien se acerca más de la cuenta al vehículo, arremete contra los cristales. 
  • El excavador irritante. Se aburre en el coche y se descarga con la tapicería. 
  • El viajero cotilla. Quiere ir asomado a la ventana del vehículo, lo cual es peligroso. 
  • Estos malos hábitos hay que solucionarlos al principio porque cuanto más arraigados estén, más difícil será corregirlos. 

El nerviosismo y los mareos de los perros al viajar en coche son habituales. En ocasiones, estas situaciones tienen su origen en las malas experiencias del animal ligadas a los viajes en coche. Acostumbrarse al vehículo de manera paulatina, sentirse cómodo en él y evitar los mareos son pautas que ayudan a que el perro viaje a gusto y sin problemas. 

El coche es un espacio extraño para el perro, por lo que antes de viajar con él en desplazamientos largos, es recomendable que se familiarice con el vehículo. Es suficiente con que suba al coche de vez en cuando y lo olisquee e inspeccione con calma.

El perro no asocia el vehículo con un medio de transporte para recorrer distancias largas. No es indispensable en su vida, por lo que es recomendable darle tiempo para que lo acepte en su vida, como un elemento que no supone un peligro y que conlleva una experiencia positiva. 


Es posible realizar trayectos cortos cuando el perro se ha acostumbrado al vehículo. Si en ese tiempo se muestra tranquilo, hay que premiar su comportamiento.

Una felicitación verbal y una caricia son suficientes para que el perro comprenda que ha hecho lo que se espera de él. El primer objetivo es que el animal asocie el viaje en coche con una experiencia positiva. De esta manera, dejará de lado los nervios y el rechazo hacia el coche. 

Evitar los mareos

Evitar los mareos es importante para que el perro no tenga miedo a viajar. Para conseguirlo, se pueden tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Dejarle en ayunas una horas antes del viaje. 
  • Si es propenso a los mareos, consultar al veterinario para que le recete una medicación específica. 
  • Procurar que en el vehículo entre aire fresco, incluso en invierno. 
  • Llevar su juguete preferido para que lo mordisquee y se mantenga entretenido. 
  • Ofrecerle algo dulce, incluso un poco de azúcar, porque este tipo de alimentos ayudan a combatir el mareo.

Consejos básicos

-Educar al animal desde pequeño para que se acostumbre al coche de manera paulatina. 

-El animal debe ir sujeto, de manera que no moleste al conductor. 

-Felicitar y premiar al perro cuando se muestre tranquilo en el coche. No acariciarle cuando está nervioso. Así se evita reforzar el comportamiento inadecuado. 

-Evitar que el perro asome la cabeza por la ventanilla. 

  


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5