Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Manantial de Emociones

 
 
 

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

 
 
 Una niña de tres años respira porque un perro le transporta el oxígeno



Alida Knobloc, una niña de 3 años de edad, de Loganville, Georgia (EEUU), sufre una enfermedad pulmonar rara conocida como hiperplasia neuroendocrina (Nehi) que hace que no pueda respirar por si misma.

Necesita en todo momento de una bombona de oxígeno a su lado pero éste es tan pesado que no puede transportarlo. Para ello, Alida recibe la ayuda de lo que sus padres califican como "salvavidas de cuatro patas". 

El señor Gibbs, es un perro joven goldendoodle que lleva en su espalda los tanques de oxígeno que Alida necesita. 

El perro ha sido entrenado para seguir a la niña a todos los sitios a donde va, incluso cuando monta en bici o se baja por un tobogán.

     
 Conmovedora respuesta de un niño de 6 años sobre su perro
Un destacado profesor narra la respuesta que oyó en boca de un niño de 6 años:

"Ejerciendo como veterinario en el medio rural, fui llamado para examinar a un perro Irlandés de 13 años de edad llamado Belker. La familia del perro, Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, de 6 años, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro. Examiné a Belker y descubrí que estaba muriendo. Les dije a su familia que no podíamos hacer ya nada por Belker, y me ofrecí para llevar a cabo el procedimiento de eutanasia en su casa. Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si él comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido pacíficamente para ya no despertar. El pequeño niño pareció aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el porqué de el lamentable hecho de que la vida de los perros sea mas corta que la de los humanos. Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ”yo sé porqué.” Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación mas reconfortante que ésta. Este momento cambio mi forma de ver la vida.

Él dijo: 'la gente viene al mundo para poder aprender como vivir una buena vida, como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?.
Como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros'.
La conclusión que debemos sacar de una enseñanza como esta es que,  si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:

 
Cuando tus seres queridos llegan a casa, 
siempre corre a saludarlos. 
Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear. 
Deja que la experiencia del aire fresco 
y del viento en tu cara sea de puro Éxtasis.
Toma siestas.
Estírate antes de levantarte.
Corre, brinca y juega a diario.
Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.
En días cálidos,
recuéstate sobre tu espalda en el pasto, patas abiertas.
Cuando haga mucho calor, 
toma mucha agua y recuéstate bajo la sombra de un árbol.
Cuando estés feliz, baila alrededor,
y mueve todo tu cuerpo.
Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
Sé leal.
Nunca pretendas ser algo que no eres.
Si lo que quieres está enterrado…
escarba hasta que lo encuentres.
Cuando alguien tenga un mal día, 
quédate en silencio,
siéntate cerca 
y suavemente
hazles sentir
que estás
 ahí… 
 
Un perro  leal aguantó el frío para cuidar a su dueño accidentado
Una historia de lealtad a toda prueba es la que ocurrió en Estados Unidos, cuando un perrito, resistiendo un intenso frío invernal, cuidó a su amo que cayó por un agujero en el congelado río Colorado. El pelirrojo can esperó por 30 minutos hasta el rescate de su dueño, un hombre no identificado de unos 60 años. 

En Yahoo! señalan que el perro estaba entumecido, pero que, de todas formas, no abandonó al accidentado anciano, quien se salvó por milagro de morir de hipotermia. 

El hecho emocionó al país del norte, ya que comprobó la intensa relación que tienen los perros con sus amos. Los expertos en comportamiento animal dicen que gracias a la gran cercanía de los canes con los seres humanos, desarrollada por miles de años, se pueden concretar increíbles historias como esta.
 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5