Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Nuestras Razas

    

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota



Los perros más niñeros para ser mascotas.


Hay que  esperar a que los niños sean lo suficientemente maduros para manejar y cuidar de un animal.

Cuando una familia decide dar entrada en el hogar a un perro como mascota, debe de tener en cuenta que  los niños más pequeños tienen dificultad para distinguir entre un animal y un juguete. Por este motivo es necesario esperar a que los niños sean lo suficientemente maduros para manejar y cuidar de un animal, algo que suele suceder alrededor de los cinco o seis años. 

En su web dirigida a los padres, la Asociación Americana de Pediatría apunta no sólo esta línea de madurez para que los niños tengan una mascota, sino que también recuerda a los padres que son los últimos responsables de la seguridad de sus hijos cuando cerca de ellos está un animal. Por eso, desde el sitio en Internet de la sociedad científica los pediatras estadounidenses advierten de que  no todos los animales son recomendados para convivir con los niños.
Conviene elegir una raza de temperamento tranquilo.

El sitio Consumer.es detalla cuáles son los mejores perros para convivir con los niños. Esta publicación afirma que no tiene que ser de una raza determinada, sino que un carácter adecuado puede encontrarse en un perro mestizo o de cualquier raza.

Lo importante es que se trate de una raza poco dominante, que no tenga tendencia a los celos ni presente problemas si se siente desplazado dentro del grupo. 

También debe ser de una raza paciente y cariñosa. No le tiene que molestar que los niños griten, salten, corran o invadan el espacio ajeno. Debe tolerar los efusivos abrazos y muestras de cariño.

Debe ser poco territorial y debe ser tolerante frente a la invasión de su espacio. Por ejemplo, si un niño se acerca a un lugar que el perro considera su territorio, como su lugar de descanso, si el perro es muy territorial y no está bien educado mostrará su rechazo. Finalmente, debe ser juguetón. Un perro al que le gusta jugar formará un buen equipo con el niño. Los cachorros de cualquier raza son juguetones, pero también implican más cuidados que un perro ya adulto.

Por su parte, Consumer.es  ha creado un listado con sus 10 recomendados:

Labrador Retriever: es afectuoso, simpático y fácil de educar. Son los que trabajan como guía para personas no videntes, como terapeutas o perros de rescate. Le gusta mucho el agua y tienen gran voluntad por complacer a quienes les rodean.

Collie: tiene un fuerte instinto familiar y gran sentido de la propiedad, lo que le convierte en un buen guardián. Adora a los niños y los protege con celo. Eso sí: como necesita de mucho “aire libre” para correr, no es un perro de apartamento.

Golden Retriever: es dócil y tranquilo. Se adapta muy bien a vivir en casa, siempre que se le procure el ejercicio necesario. Es sociable, inteligente, bondadoso, amigable, confiado y de carácter equilibrado.

Galgo Español: es un perro obediente y tranquilo. Quizás es un poco tímido, por lo que puede costar ganarse su cariño, pero aún así es un estupendo perro de compañía. Con sus dueños es fiel y puede ser muy dulce.

Mastín Español: todo lo que tiene de grande lo tiene de bonachón con los niños. Se trata de un perro vivaracho y alegre. Le gusta dar paseos junto a sus dueños y suele descansar muchas horas al día.

Terranova: aunque su aspecto infunda un poco de miedo, son perros tranquilos, amables y poco pretenciosos. Se adaptan bien a todo y son amantes del ambiente familiar, sobre todo si hay chicos.

San Bernardo: se adapta a su propia apariencia de bonachón y pacífico. Es un perro reflexivo, manso y afectuoso. Muy leal y devoto de sus dueños, especialmente de los niños, por los que siente adoración.

Beagle: se caracteriza por ser alegre, paciente, dócil e inteligente. Con los chicos es ideal, ya que no se cansa nunca de jugar con ellos. Sin embargo, es un poco tozudo. En su educación debe predominar la paciencia y la firmeza ante su terquedad. 

Boxer: es muy difícil encontrar una raza con un carácter tan completo y equilibrado. Une sus grandes cualidades como perro de defensa a las de mejor amigo y compañero de los niños.

Carlino: fiel, sensible, alegre y amistoso, es un estupendo compañero de juegos para los chicos. Es perezoso, por lo que resulta apropiado para las personas que son caseras y no les gusta hacer deporte.


 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5