Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

¿Sabías que...?



<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

 ... hay mascotas herederas de fabulosas fortunas? 
  Es habitual comprobar cómo el dinero aviva la excentricidad y algunas celebridades dedican fortunas a que sus mascotas mantengan su elevado estatus económico incluso cuando ellos no estén allí para verlo.

Una decisión que no suele ser bien recibida por el resto de sus familiares y herederos.

Uno de los ejemplos más claros es el de Gail Posner, una de las mujeres más ricas de Florida, que falleció a causa de un cáncer en 2010. Dejó tres millones de dólares y una mansión en Sunset Island (Miami) a su chihuaha Conchita y a sus otros dos perros.

El comprensible enfado de su hijo le llevó a declarar que su madre no estaba en plenas facultades mentales cuando realizó el testamento, pero de poco le sirvieron sus quejas.

Otro caso es el de Leona Hemsley y su perro Trouble, que heredó 12 millones de dólares en 2007.

La anciana, de 87 años, poseía una fortuna inmobiliaria de más de 5.000 millones de dólares.

Sus nietos rechazaron el testamento e impugnaron su decisión judicialmente.
El juez decidió entonces que Trouble recibiría sólo 2 millones y sus nietos el resto del dinero.

Pero los animales no sólo pueden recibir una cuantiosa fortuna a través de un testamento, muchos han aumentado su patrimonio gracias a su propio trabajo. 

Es el caso de la orca de Free Willy, que consiguió elevados ingresos por su éxito en taquilla.

Sin embargo, su dinero no le compró su libertad a tiempo, ya que en 1999, cuando se estableció que el animal volvería a la vida salvaje, enfermó y murió.

El delfín Flipper, la mona Chita, el cerdito Babe o la perra Lassie también se labraron una buena carrera profesional, lo que hace recordar el uso que Hollywood ha hecho de los animales para rodar sus películas.


  ... el cine ha impulsado la adquisición de determinadas razas de perros?
  Siguiendo con este tema relacionados con los animales y el cine, diremos que un grupo de científicos ha estudiado la influencia del cine en la elección de determinadas razas de perros.

El diario "El País" publica cuales han sido las 10 películas más influyentes en el mercado norteamericano de mascotas, según ese estudio.

1. The Shaggy Dog, 1959. Esta película de Disney, traducida como Cariño, estoy hecho un perro, provocó que la cría de perros de raza Bobtail se multiplicara por 100 en EEUU. 

2. El campeón (1962). Este filme de Disney mostraba a un setter irlandés que prefería corretear por el campo a someterse a la disciplina a la que le sometía su estricto dueño. Tras la película, 128.000 familias estadounidenses adquirieron un setter irlandés.

3. Nikki, el perro salvaje del norte (1961). Esta película lanzó la moda de la raza alaskan malamute, unos perros acostumbrados a climas árticos que de repente se vieron en regiones templadas. Más de 16.000 malamutes fueron criados de manera extra tras el filme.

4. Las aventuras de Rusty (1945). Unos 57.000 perros pastores alemanes llenaron las casas de las familias de EEUU tras el estreno de esta película, que mostraba las aventuras de Ace el perro maravilla.

5. El viaje increíble (1963). Basada en la novela homónima de la escritora Sheila Burnford, contaba las peripecias de tres mascotas (un perro labrador retriever, un perro bull terrier y un gato siamés) a lo largo de 400 kilómetros desde las tierras salvajes de Canadá hasta su hogar. Supuso la cría extra de 2.000 bull terriers en EEUU.

6. Lassie, vuelve a casa (1943). Tras el estreno de la película, se disparó la locura por los perros de raza collie en los hogares de EEUU. Su presencia aumentó un 40% en apenas un par de años: unos 117.000 perros más.

7. 101 dálmatas (1961). Este clásico de Disney, en el que la malvada Cruella de Vil intentaba hacerse un abrigo de piel con un centenar de cachorros, supuso 185.000 perros de raza dálmata más que antes de su estreno.

8. Mi leal compañero/Greyfriars Bobby (1961). El largometraje, también de Disney, relataba la pelea de dos escoceses por ganarse el amor de Bobby, un perro de raza skye terrier. De la nada, surgieron más de 1.500 perros en poco tiempo.

9. 101 dálmatas (1985). Casi un cuarto de siglo después de su estreno, la película regresó a los cines y volvió a generar una moda del dálmata. Más de 21.000 perros extra de esta raza se incorporaron al registro de EEUU.

10. El viaje increíble (1963). Al tener tres protagonistas de especies diferentes, la película tuvo tres impactos. También provocó un aumento inesperado de la cría de casi 90.000 labradores retriever. 


...los mendigos con perros obtienen más dinero?
  Un estudio llevado a cabo por Serge Ciccotti y Nicolar Guéguen, psicólogos franceses especializados en mascotas, reveló que los mendigos con perros obtienen más dinero que los que no tienen ninguna mascota.

Para llegar a esa conclusión, los estudiosos analizaron un mendigo que pedía dinero a los turistas en el centro de París.

El individuo abordó a cerca de 160 persona, en su mayoría turistas extranjeros.

Otro día, los investigadores repitieron el experimento, pero esta vez, el mendigo pediría a la misma cantidad de personas acompañado de un perro.

Los resultados fueron reveladores: cuando estaba solo, el 11% de las personas le entregó dinero, ya cuando estaba en compañía del animal, la tasa de ayuda aumentó al 35%.

Además, las personas dieron un 20% más de dinero cuando el hombre estaba con el perro.




  ... la  expresión 'hace un día de perros' nació con una significación totalmente distinta a la que hoy tiene?  
  Solemos comentar que hace «un día de perros» cuando el clima nos regala una jornada de lluvia y tormentas.

Sin embargo, en su origen, esta expresión era utilizada para todo lo contrario y se pronunciaba cuando hacía calor y sol.

La frase es antiquísima y ha variado mucho a lo largo de los años. Viene de la época en la que los calendarios eran astronómicos y los pueblos se guiaban a través de la posición de las estrellas y constelaciones.

Desde la antigüedad se tenía el convencimiento de la estrecha relación que existía entre Sirio, la estrella más brillante de la constelación de Canis Major («Perro Mayor»), con los días de más calor del año o verano.

A ese periodo de calor se le llamó ‘canícula' (de perro o can) y fue popularizada como «días de perros».

En cierto momento la expresión cambió su significado y suele usarse cuando hace mal tiempo, especialmente en los días de tormenta o incluso cuando se ha tenido un mal día por motivos ajenos a la meteorología.




<<volver
© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5