Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

“Los perros también deben lavarse los dientes una vez a la semana, por lo menos”




Los facultativos recomiendan acostumbrarlos desde cachorros al lavado con un cepillo y un dentífrico.



Un amigo veterinario y colaborador asiduo en NUESTRAS MASCOTAS me decía que los animales no cuentan con la cultura de cepillarse los dientes a diario. “La naturaleza les ha provisto de dientes mas fuertes y saliva mucho mas acida. Esto nos lleva a que en la actualidad tengamos que preocupemos un poco más por sus dientes”, me comentaba.

Nuestros amigos veterinarios creen que un remedio útil es acostumbrarlos desde cachorros al lavado de dientes una vez a la semana con un cepillo y dentrífico diseñados especialmente para nuestra mascota. También la ingesta de alimentos secos y crujientes ayuda al auto limpieza. El cepillado ayuda a la higiene, elimina el mal aliento y evita problemas bucales futuros. La falta de limpieza dental con el tiempo provoca sarro, descubre la raíz de los dientes y provoca mal olor bucal; todo esto es síntoma de infecciones que acabarán haciéndole pasar un mal rato a nuestra mascota.

El veterinario Arturo Castañeda Orduña explica que el cepillado de nuestra mascota requiere mucha paciencia y suavidad. “Se debe masajear las encías y los dientes con movimientos circulares cortos. Lo ideal, es el cepillado diario. Pero esto no es siempre tan sencillo. Durante los primeros días hay que frotar suavemente el hocico con los dedos para acostumbrarlo a que las manos estén cerca y dentro la boca”.

Durante la vida de nuestra mascota el veterinario es la persona encargada de las limpiezas dentales así como la revisión periódica para mantener dientes fuertes y sanos. Nosotros como dueños podemos revisar manchas, sarro e incluso piezas faltantes o fracturadas. También como dueños podemos ayudar al evitar la comida húmeda y pastosa ya que esta deja más residuos entre los dientes.

ALTERNATIVA

En caso de que sea imposible el cepillado se le pueden dar huesos de nylon, carnaza, o cuero para ayudar a la limpieza. Los huesos reales no aportan nada y pueden astillarse causando graves problemas al ser ingeridos. Un hueso astillado dentro de nuestra mascota puede causarle incluso la muerte ya que lesiona la mucosa, perfora el estomago y obstruye la traquea.

Existen diferentes productos que ayudan a la limpieza bucal de los perros, entre ellos las barritas limpiadoras, pero lo fundamental es un alimento balanceado sano y de calidad. La revisión periódica y la limpieza aseguran un buen aliento y mantienen los dientes sanos y fuertes.

MAL ALIENTO

Cuando tu mascota presenta mal aliento, puede significar problemas en su boca o al interior de la misma. Aunque su aliento suele ser más caliente y húmedo que el de una persona, no es motivo para causar mal aliento. Dentro de las posibles causas se encuentra la existencia de alguna infección en las encías, causada por falta de higiene. Tanto las bacterias como la saliva del hocico afectan los restos de comida de entre las encías y los dientes y forman una película viscosa llamada placa, la cual se adhiere a los dientes. Si no se limpia, se convierte en sarro, que acaba con el tejido y el hueso que sostiene los dientes. Dicho padecimiento afecta al 85% de los perros de más de tres años; además de causar mal aliento, puede provocar infecciones que penetran en la sangre y causan problemas circulatorios y renales.

Si los dientes y encías se encuentran saludables, el mal aliento entonces puede deberse a una mala digestión. Ya que los perros sufren de indigestión a causa de ingerir alimentos ricos en grasa, tales como la carne de puerco o las sobras de comida, así como también por comer grandes cantidades de manera muy rápida.

<<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5