Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

  

La diarrea del perro, una dolencia frecuente 
 

Supone la tercera parte de las visitas a las clínicas veterinarias



En la publicación del grupo Eroski dedicada a las mascotas, la periodista Eva San Martín, advierte sobre una dolencia que es muy habitual en los perros y a la que se le presta poca atención: la diarrea. Resume Eva San Martín que "la diarrea en el can puede deberse a una mala alimentación pero también alerta de posibles parásitos intestinales graves".
Los veterinarios consultados aseguran que la diarrea en perros no es extraña, ya que suponen un 30% de las visitas en una clínica de atención primaria. Estos veterinarios justifican su preocupación por esta dolencia, porque una diarrea puede ser una señal de una dolencia más grave en el can. 

La alimentación explica buena parte las diarreas en el can. Un cambio repentino en la dieta del perro -modificar de un día para otro el pienso que ingiere o sustituir de golpe la alimentación habitual por una cocina casera para canes, sin la supervisión de un veterinario- son causas frecuentes de diarrea en el perro.
"Los cambios no controlados en la dieta del perro, la ingestión de basura o de alimentos en mal estado así como de alimentos tóxicos para el can son causas frecuentes de la diarrea en el perro", señala la Sociedad Americana de Prevención del Maltrato hacia los Animales.

En otras ocasiones, la diarrea puede ser provocada por una reacción alérgica en el animal. Por ello, cuando aparece, conviene consultar pronto con el veterinario.

Parásitos intestinales
La presencia de parásitos intestinales también logra que el cuerpo del can reaccione con virulencia: a través de diarreas e, incluso, vómitos.
Existen dos tipos de gusanos frecuentes en el intestino de los canes: las lombrices (redondeadas) y las tenias, con forma de cinta, más aplanadas.

Estos parásitos llegan al cuerpo del perro con la misma intención: alimentarse de lo que el can ingiere, con el menor esfuerzo posible. Roban el alimento que el perro ingiere, por lo que causan un deterioro de su salud.
Las bacterias son más diminutas que estos gusanos intestinales. Pero también pueden resultar muy dañinas para el can: suelen aparecer en un número muy elevado y explican algunas diarreas caninas.

Medidas inmediatas
Un perro que sufre diarrea debe ayunar, durante unas 24 horas. No debe comer pero no se le debe retirar los líquidos. Un perro con diarrea  debe ingerir agua, en pequeñas tomas y frecuentes.

El ayuno es lo más importante, pero como puede haber otras causas para la diarrea -como un fallo renal o intoxicación- tras el ayuno lo importante es visitar al veterinario.

Una vez que se reponga, hay que procurar al can una dieta blanda, amable con su estómago dañado. Conviene optar por una alimentación baja en grasas y sencilla de digerir, para no hacer trabajar de golpe al debilitado y molesto estómago del perro.

Un plato de arroz cocido con un poco de pollo hervido o de pescado -de nuevo hervido o a la plancha- es una buena propuesta de cocina casera para perros, que ayude al peludo amigo a recobrar sus fuerzas.

"Si la causa es alimentaria, la dieta de arroz con pescado o pollo es buena, siempre que no exista conocimiento de alergia a estos alimentos", apunta Andrés.

Repartir el alimento en tres o cuatro raciones distribuidas a lo largo del día es mejor que ofrecerle toda la comida de golpe: el estómago del perro que ha sufrido diarrea aún estará delicado, y no hay que forzarlo. El veterinario apunta otro consejo relevante: "Darle agua de arroz para beber".

Para prepararla hay que cubrir una taza de arroz con agua fría durante la noche, "retirar el arroz por la mañana y darle al perro esa mezcla por la mañana".

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5